17 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Una década dedicada a la salud mental

Una organización social conformada por 16 ciudadanos, impulsó la creación del...

Compartir en Facebook Una década dedicada a la salud mentalCompartir en Twiiter Una década dedicada a la salud mental

Una organización social conformada por 16 ciudadanos, impulsó la creación del Hospital de Salud Mental de Tijuana, A.C., con el objetivo de ayudar a las personas con padecimientos mentales a mejorar su calidad de vida por medio de la atención integral psicológica y psiquiátrica.

Para celebrar su décimo aniversario, este nosocomio especializado, encabezado por Rogelio Carranza Terán, llevará a cabo las “Jornadas de Salud Mental” bajo el lema “10 años cuidando tu salud mental”, los días 19 y 20 de este mes de abril. El evento del Hospital de Salud Mental de Tijuana contará con una serie de conferencias y talleres con diferentes temas orientados, no sólo para los profesionales de la salud, sino para todo el público.

El Dr. Héctor Manuel Paredes, jefe de Enseñanza, integra talleres y conferencias: “Arterapia”; “Cómo usar los antidepresivos”, “Regulación emocional”, “Prevención del Bullying”, “Valoración neuropsiquiatrica”, “Detección oportuna de delirium” y “Trastorno por déficit de Atención e hiperactividad”

En la actualidad existen una gran cantidad de tratamientos para acompañar los problemas psicológicos y psiquiátricos y opciones en genéricos. En esta área destacan PiSA Farmacéutica y Psicofarma, ambos ofrecen calidad, seguridad y eficacia. PiSA cuenta con 73 años de historia, más de 1,600 marcas y un portafolio muy amplio de ansiolíticos, antidepresivos, antipsicóticos, antiepilépticos y antiparkinsonianos. Psicofarma tiene 44 años enfocados a la salud mental. Ambas compañías, 100% mexicanas, trabajan de la mano con el Hospital de Salud Mental de Tijuana.

FRONTERAS

Luego de que el Senado aprobara reformas a la Ley General de Salud para que las personas mayores de 18 años sean automáticamente donadores de órganos, tejidos y células al momento de fallecer y ante su inminente votación por el pleno de la Cámara de Diputados, representantes del Sistema Nacional de Salud, así como de sociedades y colegios médicos, denunciaron las inconsistencias de la iniciativa exhortando a la Comisión de Salud a detener su aprobación.

La “donación presunta” resulta un eufemismo para disfrazar una toma u obtención quasi obligatoria de órganos provenientes de personas con pérdida de la vida por criterios encefálicos (e incluso cardiacos), por decisión de Estado (en el sentido amplio de la palabra); la suposición de aceptación de donación puede ser interpretada como un acto autoritario. 

Las instituciones de salud en quienes está basada la operatividad de los programas de donación y trasplante no fueron requeridas para externar una opinión, lo que supone una grave omisión.

El acceso desigual e inequitativo a la salud implica que únicamente quienes son derechohabientes de alguna institución de seguridad médica o cuentan con un seguro médico privado pueden optar por un trasplante, toda vez que el Seguro Popular no cubre ningún costo relacionado con trasplante de órganos (excepto el renal a través del Seguro Médico Siglo XXI a menores de 18 años).

Actualmente, la obtención de órganos para trasplante se concentra en ciudades grandes, pero la muerte por criterios encefálicos se da en todo el país. ¿De qué manera se implementará lo que la modificación legislativa pretende?

Falta infraestructura física y humana para el área de procuración de órganos y trasplantes. El sistema nacional debe ser robustecido para incrementar las tareas de supervisión, transparencia y trazabilidad que marca la Ley.

Se requiere preparar y contratar a un mayor número de Coordinadores en Trasplantes, a Especialistas en Trasplantes quirúrgicos y médicos que no solamente efectúen los procedimientos de procuración e implante de los órganos, sino también que lleven a cabo el seguimiento de estos pacientes a corto y largo plazo.

“Si bien la iniciativa apela a la donación que es el más puro acto de amor, altruismo y generosidad hacia los demás, se requiere que el Sistema Nacional de Trasplantes se prepare en materia de infraestructura hospitalaria, equipamiento, personal especializado, normatividad y recursos económicos para atender cabalmente lo planteado en la iniciativa de reforma”, señaló José Salvador Aburto, director general del Centro Nacional de Trasplantes.

En este sentido la Dra. Josefina Alberú Gómez, presidenta de la Sociedad Mexicana de Transplantes, dijo que antes de pretender lanzar esta Reforma a la Ley en materia de trasplantes hay que resolver ciertas cuestiones urgentes, como el hecho de que todos los mexicanos tengan acceso a trasplante y medicamentos inmunosupresores durante la vida útil de sus injertos o que los profesionales de la salud involucrados en todos los aspectos de trasplantes reciban salarios dignos, tal como ocurre en los países desarrollados.

Por su parte, Rafael Reyes Acevedo, presidente de la Sociedad de Trasplantes de América Latina y el Caribe, habló de la experiencia latinoamericana en el renglón y resaltó que el seguimiento a estos aspectos redundará en la mejor atención de 21,700 mexicanos que, de acuerdo con datos del CENATRA, están a la espera de un órgano para trasplante (13,700 esperan un riñón, 7,700 necesitan córneas, 400 hígado y 50 corazón).

“Se requiere un mayor número de Coordinadores en Trasplantes, Especialistas en Trasplantes quirúrgicos y médicos que realicen el seguimiento de estos pacientes”, añadió María del Rosario Muñoz Ramírez, Coordinadora del Capítulo Donación y Trasplantes del Colegio Mexicano de Medicina Critica.

Finalmente, Aczel Sánchez Cedillo, Coordinador Nacional de Trasplantes del ISSSTE aportó la visión institucional en materia de trasplantes, destacando el papel de los coordinadores en la materia como una figura clave en el proceso de donación.

Cabe señalar que el Pleno del Senado aprobó la iniciativa de reforma el pasado 3 de abril. Contempla el término de “consentimiento presunto”, en materia de donación de órganos, tejidos y células. Dicho concepto implica que, al fallecer, toda persona mayor de edad es donador potencial de órganos y tejidos, a excepción de aquellos que hayan manifestado su voluntad de no donar órganos.

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio México de Periodismo 2013. Premio Nacional de Locución 2017. Director de la revista Medicina Científica. [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios