17 de Diciembre de 2017

Chetumal

Viven agricultores quintanarroenses en la vulnerabilidad

La falta de prestaciones y seguridad social colocan a hombres del campo en la desprotección, según varios estudios del Inegi.

Pese al arduo trabajo que realizan los agricultores, no cuentan con salario fijo, mucho menos prestaciones. La entrada en vigor de la Reforma Laboral los beneficiaría. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Pese al arduo trabajo que realizan los agricultores, no cuentan con salario fijo, mucho menos prestaciones. La entrada en vigor de la Reforma Laboral los beneficiaría. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Viven agricultores quintanarroenses en la vulnerabilidadCompartir en Twiiter Viven agricultores quintanarroenses en la vulnerabilidad

Edgardo Rodríguez/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- Juan López Ramón, de 48 años de edad, es agricultor  y por ello se levanta todos los días a las cinco de la mañana para laborar en su pequeña finca de maíz con lo cual mantiene a su familia; sin embargo, lo que no sabe es que a pesar de trabajar arduamente en el cultivo de maíz y obtener ingresos, forma parte del 51.1 por ciento de las personas que se encuentran en el empleo informal.

 
Debido a que los agricultores del país no cuentan con seguro médico, fondo de ahorro para el retiro o seguro de vida, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) cataloga a la mayoría de los trabajadores del sector primario como empleados informales.
 
En base al estudio realizado por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe), en el país existen aproximadamente 29.3 millones de personas, de las cuales 14.2 millones tienen un empleo informal, 2.1 millones prestan servicios domésticos remunerados, 6.2 pertenecen al ámbito agropecuario y otros 6.8 millones laboran en empresas privadas y dependencias de gobierno. Lo anterior corresponde a los resultados delúltimo trimestre del 2012. 
 
De los 6.8 millones de personas dedicas al sector agropecuario, cinco millones 953 mil 881 son hombres y 784 mil son mujeres; debido a esto la población económicamente activa, pero dedicada a la producción del campo, se añade al conjunto de bases que conforman el reporte del empleo informal.
 
El empleo informal o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal que venía difundiendo el Inegi, las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque laboran para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social, respecto a la información publicada en el informe del tercer trimestre.
 
En torno a esta nueva publicación y de acuerdo al censo agropecuario realizado en el 2007 por el Inegi, en Quintana Roo dependen directamente del sector agropecuario 33 mil 47 hombres y 48 mil 954 mujeres, haciendo un total de 82 mil personas que dependen de la producción agropecuaria.
 
A pesar de pertenecer al sector de empleados informales, no quiere decir que los productores son como los ambulantes, ante ello, el representante de la Confederación Nacional Campesina del municipio, Hilario Huerta Ascensión, comentó que desde hace algunos meses están buscando que el gobierno federal dote a los productores de seguridad social mediante el Seguro Popular, caja de ahorro y una tasa de salario. Lo anterior se llevaría a cabo mediante la entrada en vigor de la Reforma Laboral.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios