16 de Diciembre de 2017

Chetumal

Viven católicos la Marcha del Silencio

En el primero recordaron el dolor de María al ver a su hijo con la cruz.

En señal de estar de luto por la muerte de Jesús, alrededor de 100 feligreses de la iglesia San José Obrero y San Patricio de Irlanda llevaron a cabo la procesión a las cinco de la tarde.
En señal de estar de luto por la muerte de Jesús, alrededor de 100 feligreses de la iglesia San José Obrero y San Patricio de Irlanda llevaron a cabo la procesión a las cinco de la tarde.
Compartir en Facebook Viven católicos la Marcha del SilencioCompartir en Twiiter Viven católicos la Marcha del Silencio

Alejandra Carrión / SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Cerca de 100 feligreses de la iglesia de San José Obrero y San Patricio de Irlanda, llevaron a cabo la procesión del silencio en señal de luto por la muerte de Jesús. A las cinco de la tarde, el grupo de católicos caminó sobre la calle Faisán, doblaron sobre la avenida Erick Paolo Martínez hasta llegar a la calle Chachalacas.

Luego continuaron sobre la Chablé hasta llegar de nuevo frente a la entrada de la parroquia. El contingente fue encabezado por un grupo de acólitos quienes cargaban dos cirios púrpura. Todos, caminaron en una delgada columna de dos filas. Los feligreses iban en total silencio.

Atrás de los acólitos, estaba un grupo de mujeres quienes cargaban una pequeña imagen de la Virgen de Dolores. Y a diferencia del vía crucis, los feligreses van callados sin necesidad de extenderse a toda la calle.

Tampoco entonan cantos religiosos ni rezan como lo hicieron en el vía crucis realizado la mañana del Viernes Santo, mientras van caminando, los creyentes que pasan por el lugar contemplaban el paso del cortejo. Este tipo de procesión que se realiza cada Viernes Santo, tiene como objetivo el meditar sobre el sacrificio de Cristo.

Luego del recorrido, depositaron la imagen de la Virgen de Dolores al frente de la iglesia, sobre una mesita de madera. Todas las demás imágenes de Santos que existen al interior permanecen tapados con telas moradas, las cuales serán descubiertas el próximo domingo de Resurrección.

En la iglesia, donde dio inicio el Rosario del Pésame, se congregó más gente para ser partícipe. En el primero ministerio recordaron el dolor de la Virgen María al ver a su hijo llevando la cruz. En el segundo ministerio se hace hincapié al sufrimiento de María al verlo clavado en la cruz y cuando inclina su cabeza en señal de fallecimiento.

El tercero, fue cuando lo tuvo entre sus brazos; el cuarto, la sepultura; el quinto ministerio fue relacionado a la primera noche que pasó María sin Jesús. Sólo se realiza el rosario correspondiente, encabezado por las mujeres que conforman los diferentes grupos que hay dentro de la iglesia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios