10 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

¿Y si el PRD abandona al PAN?

Con la moral en alto por su cosecha de votos en el estado de México, el PRD está coqueteando con Morena...

Compartir en Facebook ¿Y si el PRD abandona al PAN?Compartir en Twiiter ¿Y si el PRD abandona al PAN?

Con la moral en alto por su cosecha de votos en el estado de México, el PRD está coqueteando con Morena –el partido de Andrés Manuel López Obrador–, su aliado natural por su vocación izquierdista que no incluye a algunas de sus figuras más destacadas e incluso fugaces, como ha ocurrido en Quintana Roo.

Morena y PRD son partidos hermanos, y su enlace matrimonial sería un paso congruente; falta que los líderes de ambos partidos se pongan de acuerdo para enfrentar como favoritos a un priismo que lanzó toda la carne al asador para sacar un triunfo por la mínima diferencia y repleto de actos fraudulentos, especialidad de la casa priista.

El PRD formó coalición con el PAN en los pasados comicios locales del cinco de junio para la elección de gobernador, 11 presidentes municipales y diputados locales. Les fue muy bien, pero casi todo el mérito fue de su candidato Carlos Joaquín González, desprendido del PRI porque el gobernador Roberto Borge le cerró todos los caminos, combatiéndolo como al mayor de sus enemigos.

Y si los negro amarillos pactan con Morena, el PAN quedaría solitario en el escenario local y con escasas posibilidades de triunfo en casi todos los frentes, comenzando por la alcaldía de Cozumel –única posición ocupada por uno de los suyos– donde Perla Tun Pech hace hasta lo imposible por ser despreciada.

Tampoco planteo que la alianza PAN-PRD tenga automáticos y vigorosos efectos favorables para su causa, pero la ruptura descobijaría a un anémico panismo que estará obligado a batirse con dos fuerzas con aliados: Morena y PRI.

Vean esta cartelera: PRI y Verde contra Morena y PRD; y como tercer contendiente, un panismo con figuras de polvorón –hablando de los de casa– condenadas a la derrota. Porque en estas condiciones sus diputados locales Fernando Zelaya Espinoza y Mayuli Martínez Simón harían el ridículo si intentan pescar la silla ocupada por el alcalde ex priista Luis Torres Llanes o la diputación federal.

Y hay que tomar en cuenta que la euforia de hace un año ha palidecido en el sur, de ahí que la prolongación del romance entre derechistas e izquierdistas –lo que hay que presenciar en estos tiempos– sea la única esperanza de los panistas para mantenerse en la lucha con alguna posibilidad de triunfo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios