14 de Noviembre de 2019

Opinión QRoo

Tecnología y vida laboral ¿Hacia dónde vamos?

“Las grandes oportunidades nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas”, Bill Gates.

Compartir en Facebook Tecnología y vida laboral ¿Hacia dónde vamos?Compartir en Twiiter Tecnología y vida laboral ¿Hacia dónde vamos?

La industria y las empresas están siendo transformadas por una nueva ola de tecnologías digitales. Existen dispositivos que pueden rastrear el inventario desde la planta de fabricación, a través del canal de envío, hasta un estante de venta al público o la puerta de un cliente. Las máquinas envían alertas sobre control de calidad, errores, faltas de suministro o averías. Hay softwares predictivos que programan automáticamente el mantenimiento de las flotas de camiones basándose en los datos de viajes y en los plazos de reparación anteriores. También existen sistemas de análisis de comportamiento que ayudan a los bancos a detectar actividades sospechosas en cuentas bancarias y de tarjetas de crédito.

Todo esto es posible gracias a varias tecnologías: móviles, la nube, automatización, inteligencia artificial (IA), Internet de las cosas, impresión en 3D, robots autónomos y realidad aumentada y virtual. Este tipo de ecosistema inteligente e interconectado ha sido nombrado como la cuarta revolución industrial conocida simplemente como la industria 4.0, que es una potente combinación de tecnologías que añade precisión, eficiencia, productividad y experiencias a los clientes. 

Es probable que la industria 4.0 cambie la forma en que hacemos las cosas, pero también podría afectar la forma en que se mueven (a través de la logística y la distribución autónomas), la forma en que los clientes interactúan con ellos y las experiencias que esperan tener a medida que interactúan con las empresas. Más allá de eso, podría impulsar cambios en la fuerza de trabajo, lo que requeriría nuevas habilidades y funciones.

El futuro en el mercado laboral

A pesar de que estas tecnologías aumentan la productividad y mejoran nuestras vidas, su uso sustituirá a algunas de las actividades laborales que realizan las personas en la actualidad.

Con base en el informe de enero de 2017 de McKinsey Global Institute sobre automatización, evalúa el número y los tipos de trabajos que podrían crearse y perderse para el 2030. Este informe arrojó que la mitad de las actividades por las que se paga a las personas a nivel mundial podrían automatizarse utilizando las tecnologías antes mencionadas. Muy pocas ocupaciones menos del 5% consisten en actividades que pueden ser totalmente automatizadas.

La llegada de la automatización es una de las megatendencias más rápidas y es que se verán afectados aproximadamente el 46% de los empleos, junto con las modificaciones en los modelos de negocios y el tipo de contratos según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Tan sólo en México es el séptimo país a nivel mundial con más potencial de automatización.

Las actividades más susceptibles a la automatización con base en el informe de McKinsey Global Institute (2017) incluyen las físicas en entornos predecibles, como la operación de maquinaria y la preparación de comida rápida. La recopilación y el procesamiento de datos son otras dos categorías de actividades que pueden realizarse cada vez mejor y más rápido con tecnologías actuales. Esto podría desplazar grandes cantidades de mano de obra, por ejemplo, contabilidad y procesamiento de transacciones administrativas.

Es importante señalar, sin embargo, que incluso cuando algunas tareas están automatizadas, el empleo en esas ocupaciones puede no desaparecer sino escalar a otro nivel. Los trabajos desplazados por la automatización son fácilmente identificables, mientras que los nuevos puestos de trabajo creados indirectamente a partir de la tecnología son menos visibles y se extienden por diferentes sectores y geografías.

La automatización tendrá un efecto menor en los trabajos que implican la gestión de personas, la aplicación de conocimientos especializados y las interacciones sociales, en los que las tecnologías son incapaces de igualar al rendimiento humano por ahora.

Y para terminar...

Los robots, la inteligencia artificial y la automatización no van a quitarnos todos los puestos de trabajo, pero la tecnología ya está marcando tendencia en el mundo del trabajo de manera que está creando claros ganadores y perdedores. Y continuará haciéndolo sin intervención. 

Con base en un estudio sobre el trabajo del futuro del Massachusetts Institute of Technology (MIT) que se hizo en 2018 arrojó que “no es la cantidad de empleos lo que debería preocuparnos, sino la calidad”. Este estudio del MIT menciona que se ha producido una polarización de la mano de obra, ya que el número de empleos de alta y baja calificación ha aumentado a expensas de los de calificación media, lo que ha provocado un aumento de la desigualdad de ingresos y ha privado de carreras viables a las personas que no han recibido una formación universitaria.

Por lo tanto, esto se debe, al menos en parte, al crecimiento de la tecnología digital y la automatización, que están dejando obsoletos muchos puestos de trabajo de calificación media basados en trabajos rutinarios como las líneas de montaje y el administrativo.

Si te encuentras en una posición de calificación media debes aprovechar la oportunidad de escalar al siguiente nivel con conocimientos y habilidades más especializado y lo que esta industria está demandando. Las transformaciones en el mercado laboral están sucediendo a la par de los cambios económicos y cambios exponenciales en tecnología es por lo que es un reto constante el desaprender cosas obsoletas y aprender de manera disruptiva, rápida y constante.

Referencias

Massachusetts Institute of Technology. (2018). The Work of the Future: Shaping Technology and Institutions. MIT Work of the future. Recuperado el 04 de Noviembre de 2019, de https://workofthefuture.mit.edu/

McKinsey & Company. (Noviembre de 2019). Jobs lost, jobs gained: What the future of work will mean for jobs, skills, and wages. Obtenido de https://www.mckinsey.com/featured-insights/future-of-work/jobs-lost-jobs-gained-what-the-future-of-work-will-mean-for-jobs-skills-and-wages

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. (2017). Diagnóstico de la OCDE sobre la Estrategia de competencias, destrezas y habilidades de México. OCDE México. Recuperado el 04 de Noviembre de 2019, de https://www.oecd.org/mexico/Diagnostico-de-la-OCDE-sobre-la-Estrategia-de-Competencias-Destrezas-y-Habilidades-de-Mexico-Resumen-Ejecutivo.pdf

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name