17 de Julio de 2018

Opinión

10 partidos 10

El PRI, con Nerio Torres Arcila a la cabeza, quiere con todas sus ansias recuperar el Ayuntamiento meridano. Mauricio Vila Dosal se enfrenta el proceso electivo 'solito'.

Compartir en Facebook 10 partidos 10Compartir en Twiiter 10 partidos 10

Apenas el domingo anterior, de “Resurrección” para la grey católica y otras religiones de nivel mundial, comenzaron las campañas políticas en 17 estados del país que, el próximo 7 de junio, celebrarán elecciones, en algunos se juegan paquetes completos (gubernatura, congreso local, legisladores federales y alcaldías) y otros, como Yucatán, solamente 106 presidencias municipales, 25 diputaciones estatales y cinco curules federales.

Y en nuestra entidad, las cosas comenzaron con tranquilidad. Quizá lo más importante –según la óptica de cada político y de los intereses de la clase gobernante- es la batalla que se libra ya por Mérida, considerada por los “grillos” como la “joya de la corona” y en donde intervienen 10 partidos políticos. El que no conozca el panorama partidista de Yucatán diría, con cierto asombro, ¡oh! No son muy machos, pero son muchos (los organismos).

Chequen, amables lectores(as) por si desconocen el dato: el PRI, con Nerio Torres Arcila a la cabeza, quiere con todas sus ansias recuperar el Ayuntamiento meridano. Para tratar de hacer “carrito completo”, el tricolor logró hacer que los partidos Nueva Alianza (Panal), Verde Ecologista de México (PVEM) –éste, sobre todo, no tiene recato alguno para venderse-, y los de reciente “creación satelital”, Humanista (PH) y Encuentro Social (PES), reconocieran a Nerio hijo como su abanderado común.

El Partido Acción Nacional, fragmentado como en ya no pocas ocasiones en su historia electoral, va con el diputado local con licencia y empresario de conocida cadena de “sandgüiches”, Mauricio Vila Dosal, y enfrenta el proceso electivo solito.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) se alió con su satélite natural, el Partido del Trabajo (PT), para hacer fuerte a Carlitos Carvajal Borges, un chamaco (tampoco veinteañero) que estaba alejado de las lides electorales, pero que los mandamases del Sol Azteca en la entidad lograron convencer para luchar por la Comuna meridana. Algo complicado para este partido de izquierda, pero al menos le puede meter dinámica a las campañas que durarán dos largos meses.

La reaparición corre a cargo de Ana Rosa Payán Cervera, ahora bajo las siglas del partido Movimiento Ciudadano (MC). ¿Qué se puede decir de Anita? La verdad ya se ha dicho casi todo: dos veces alcaldesa de Mérida, senadora, diputada federal, diputada estatal, directora nacional del DIF, dos veces abanderada gubernamental y lideresa de su ex partido, el PAN. Honestidad es su sello, aunque los amargados no quieran reconocerlo.

Finalmente, en la escena aparece Gilda Aké y Hoil, por el bando del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Una incógnita total.

PRIMERA CAIDA.- Si hacen el amable favor de contar, verán que los partidos, en efecto, suman 10. Pitágoras no se equivocaría en su matemática, pero si pudiera votar, no lo haría por el PVEM.

SEGUNDA CAIDA.- El arranque es bochornoso. Claro, hay de 38 a 40 grados de calor.

TERCERA CAIDA.- Faltan casi ocho semanas de campañas, ¡auxilio!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios