23 de Septiembre de 2018

Opinión

2016: el año de los que inspiran

No son pocos los que resaltan por estas fechas la palabra inspiración como eje de la vida personal...

Compartir en Facebook 2016: el año de los que inspiranCompartir en Twiiter 2016: el año de los que inspiran

No son pocos los que resaltan por estas fechas la palabra inspiración como eje de la vida personal y colectiva para poder avanzar. Sin duda, esta cualidad convertida en virtud por algunos ha sido motor de progreso en diversos campos, principalmente del arte, la cultura, la ciencia y el deporte.

“Muchos de los que ganaron este año recibieron la inspiración de los atletas de generaciones anteriores. Esa inspiración alimentó sus aspiraciones, les permitió descubrir habilidades que apenas eran conscientes de que poseían”, destacó recientemente la reina Isabel II de Inglaterra, una de las personalidades que subrayaron logros “de la gente ordinaria que hace cosas extraordinarias”.

Tras la frase de la soberana, replicada por las agencias informativas del mundo entero, fue inevitable recordar a los quintanarroenses que ponen el ejemplo a las futuras generaciones con sus éxitos irrefutables. Casi todos pertenecen al ámbito deportivo, algunos incluso son campeones y referencia más allá de las fronteras nacionales.

En el recuento debe mencionarse a los crossfiteros playenses Lea Schmidt, Alan García y Luis Pérez, entre los 10 mejores del país; Karla Cortés, Brenda Sosa y Rosy Aragón, en diferentes ramas del físico-constructivismo. 

El impresionante caso de Marcos Velázquez, el único triatleta invidente en México, radicado en Solidaridad, o Víctor Javier Pérez de Jesús, quien ha conseguido media docena de medallas de oro en competencias paralímpicas de natación.

Cómo olvidar al cancunense Lizandro Echeverría, de Pioneros Cancún, quien hizo soñar con la copa a los miles que gritaban sus goles en el Estadio Cancún 86. Fue campeón de goleo en la Liga Premier de Ascenso.

Hablar de Leo Morales, un buzo con discapacidad que ha roto récords mundiales, es para quedar con la boca abierta, como se dice coloquialmente. 

Otros de los orgullos, los hermanos Darío y Damián Arce, quienes ganan todo en tenis de mesa. Mismo ejemplo de las “gemelas maravillas”, Mixcóatl e Itzá Trabulse, en tenis. ¿Y qué dicen de Joselito?, el único cancunense en participar de los Juegos Olímpicos de Brasil. De ninguna manera deben olvidar a la patinadora Monserrat Ocampo, a Lesly Gómez Caballero, al nadador Sebastián Jasso y a la velerista cozumeleña Demita Vega.

Son nuestros, nacidos aquí o avecindados en estas tierras como una gran mayoría. De lo que no hay duda, es que ondean la bandera del estado, portan los uniformes de escuelas o clubes locales, y presumen una insignia de referencia común que da identidad.

Son líderes naturales, atletas destacados, virtuosos de una disciplina. Son los que ponen el nombre en alto de Cancún, Playa del Carmen, Cozumel o Chetumal, sin afanes protagónicos ni ambiciones desviadas.

Ellos, y otros que escapan a este recuento sin rigor, son nuestros campeones y merecen todos los aplausos.

Desorbitado

Cuando Quintana Roo se consolida como “la cuna del triatlón mundial” por el anuncio que el Serial Premium 2017 de la Federación Mexicana tendrá tres paradas en el estado: Chetumal, Cozumel y Riviera Maya, corre el rumor de que las autoridades municipales de las dos primeras sedes se excusarían en falta de recursos para no comprometer su apoyo.

El serial de la Federación Mexicana de Triatlón, que estará conformado por 17 eventos, no debería ser afectado por decisiones políticas de uno o dos servidores públicos sin voluntad ni visión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios