14 de Noviembre de 2018

Opinión

24 años de PRD

El PRD no puede subestimar a AMLO; su supuesta involución depende de cómo vayan las cosas en el país.

Compartir en Facebook 24 años de PRDCompartir en Twiiter 24 años de PRD

Dice Jesús Zambrano que en julio o agosto el PRD tendrá su Consejo Nacional, en el que habrá de declararse la muerte del partido de tribus después de 24 años de fundación. Difícil objetivo, pero deseable. Por lo pronto ya ha logrado superar lo más, lo que le venía de origen: un partido sometido a un caudillo; primero fue Cuauhtémoc Cárdenas, después López Obrador. Pero las tribus persisten y las más perniciosas tienen poder, el que deviene no de su representatividad o causa, sino de sus prácticas clientelares, por excelencia, la que comanda el profesor René Bejarano.

López Obrador se fue y Ebrard cayó una vez que perdió el gobierno y se precipitó en intentar reemplazar a Jesús Zambrano y repudiar un logro mayor del PRD, el Pacto por México. Mancera ha sido el primer jefe de Gobierno que tiene una posición de respeto al partido que lo llevó al poder y junto con Graco Ramírez, Arturo Núñez, Miguel Barboza y Silvano Aureoles han dado fortaleza y autoridad a la dirigencia encabezada por Zambrano para negociar con el presidente Peña Nieto. Por primera vez el PRD es un partido que actúa, acuerda y decide en temas fundamentales de la vida nacional.

Graco dice que López Obrador ha involucionado y que Ebrard los dejó colgados en la pasada disputa por la candidatura presidencial. El PRD no puede subestimar a AMLO; su supuesta involución depende de cómo vayan las cosas en el país, ya que Morena depende de la desgracia y desesperanza de la gente. Llegará el momento en el que la izquierda deba unificarse; el problema es que López Obrador es de aquellos estructuralmente impedidos para ceder. Su movimiento es más religioso que político; para él los que negocian con el poder son apóstatas.

Veinticuatro años de PRD y más de 15 de gobernar consecutivamente la Ciudad de México. No son malos los resultados, pero la causa de origen ha cambiado con el avance de la democracia electoral. El PRD se ha tardado mucho en dar el curso hacia una izquierda moderna que le dé credibilidad y vigencia. Parece que ahora empieza.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios