20 de Mayo de 2018

Opinión

4 grados

Explica Nicholas Stern, uno de los más respetados estudiosos de estos temas, que desde hace 10 millones...

Compartir en Facebook 4 gradosCompartir en Twiiter 4 grados

Explica Nicholas Stern, uno de los más respetados estudiosos de estos temas, que desde hace 10 millones de años, el planeta nunca ha experimentado semejante aumento de temperatura. Y los seres humanos que sólo llevan 250.000 años en la tierra, nunca han vivido en un mundo con 4 grados más.

A partir de una recopilación de los mejores estudios científicos disponibles, nos ofrece un espeluznante panorama de cómo sería un mundo 4 grados más caliente: Selvas como la amazónica se verán fuertemente afectadas por la desertificación y por la desaparición de miles de especies que no podrán sobrevivir en el nuevo clima. Se harán más frecuentes fenómenos climáticos extremos como huracanes, tormentas y ciclones con vientos de altísima velocidad. Aumentará el nivel del mar: cuando, hace tres millones de años, el planeta tenía 3 grados más en el siglo XIX preindustrial, el nivel del mar era 20 metros más alto de lo que es ahora. Un aumento de 2 metros por encima de los niveles actuales desplazaría a 200 millones de personas, cosa que es probable que ocurra antes del fin de este siglo.

En Quintana Roo, nació la belleza; en cada coral y planta del arrecife, en cada gota de su cristalino mar, la belleza dejó testimonio de su nacimiento. Cuando caminamos por la selva y por las calles de la Riviera Maya es común encontrarnos con rocas que tienen fósiles de coral, como muestra de que hace algún tiempo esta zona estuvo sumergida y fue parte de algún arrecife.

Por ello al leer que el planeta aumentó 4 grados recordé la frase que dice que el agua siempre busca su nivel. Para usted, un aumento de 4 grados centígrados en la temperatura ambiente no tiene mayores consecuencias, pero para el planeta, ese aumento en la temperatura promedio es una catástrofe. 

A menos que se impulsen acciones contundentes, hay una alta probabilidad de que, dentro de aproximadamente un siglo, el mundo sea en promedio 4 grados centígrados más caliente de lo que era a finales del siglo XIX [antes del inicio del proceso de industrialización]. Este aumento en la temperatura promedio y otros cambios climáticos con él vinculados alterarán la relación de los humanos con el planeta, incluyendo dónde y cómo viven.

Es una responsabilidad de todos desarrollar una nueva sensibilidad para percibir las necesidades ambientales que se expresan a nuestro alrededor.

México es cada vez más fuerte, construyendo su futuro de la mano de la innovación y con el compromiso fuerte y decidido de mitigar el deterioro medioambiental que está dañando al planeta. 

El Estado de Oaxaca, es uno de los más privilegiados del mundo, en cuanto a potencial eólico, debido a su ubicación geográfica y favorables condiciones climatológicas.

En el caso del Estado de Baja California, se  construyen  varias granjas eólicas, con un  potencial de entre  4,000 y 8,000 Megawatts de electricidad.

En suma, lo que los mexicanos queremos es una política ambiental sustentable con beneficios de impacto social, económico y ambiental, que promuevan la innovación productiva amigable con la naturaleza, que fomente la cultura de la preservación del medio ambiente y las actividades económicas y sociales realmente sustentables.

De las culturas madres aprendí que las decisiones se toman pensando en 7 generaciones futuras y cómo serían beneficiadas o afectadas. Es hora de implementar, impulsar y orientar las políticas medioambientales. Y entonces podremos escribir: “MÉXICO, UN PAÍS VERDE, UN PAÍS ECOLÓGICO, PARA LAS FUTURAS 7 GENERACIONES”, con letras mayúsculas, y decir que fuimos parte de este proceso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios