24 de Septiembre de 2018

Opinión

A observar

Para los destinos que aspiran a seguir compitiendo como verdes...

Compartir en Facebook A observarCompartir en Twiiter A observar

Para los destinos que aspiran a seguir compitiendo como verdes, vale la pena ver qué está pasando en otros rumbos distinguidos por la observación de la fauna y la flora, como África, donde es un segmento de lo más importante.

Según un estudio de la Organización Mundial del Turismo (OMT), con ocasión del Día Mundial de la Vida Silvestre, la caza furtiva y el comercio ilícito de especies plantean una seria amenaza para el desarrollo socioeconómico.

En apoyo de los esfuerzos internacionales por abordar el problema, que ha alcanzado dimensiones sin precedentes, y reforzar el papel frente a los delitos contra la vida silvestre, la OMT está encabezando la tarea de profundizar en el conocimiento del valor económico de su observación.  

“Hacia la medición del valor económico del turismo de observación de la vida silvestre en África” ofrece una primera panorámica de este segmento, su impacto económico y la participación en la lucha contra la caza furtiva.

“No sólo está destruyendo ecosistemas de gran valor, sino que plantea también una seria amenaza para el desarrollo socioeconómico. La pérdida de biodiversidad está directamente vinculada con la pérdida de oportunidades de desarrollo en el sector turístico africano, que proporciona un medio de subsistencia a millones de personas”, afirmó el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai, en su mensaje. 

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo: “El comercio ilegal de fauna y flora silvestres socava el estado de derecho y representa una amenaza para la seguridad nacional; degrada los ecosistemas y constituye un obstáculo importante para los esfuerzos de las comunidades rurales y los pueblos indígenas que luchan por gestionar de manera sostenible sus recursos naturales”.

Según se ha constatado, la observación de especies silvestres representa el 80% del total de las ventas anuales de viajes a África, siendo el safari el producto más popular. Los animales más amenazados por la caza furtiva, como los elefantes y los rinocerontes, son algunos de los más apreciados en los circuitos de observación de la fauna y la flora.

Además de generar unos ingresos cruciales para las áreas protegidas, a través del pago de entradas, un circuito típico de observación de especies cuesta de media 433 dólares y genera otros 55 dólares diarios por persona en gastos de bolsillo. Además, los circuitos a menudo incluyen servicios que se contratan a escala local, como el alojamiento, el transporte, los guías y los espectáculos culturales, todo lo cual crea importantes oportunidades de empleo para la población.

Reciclando.- El programa del gobernador Roberto Borge Angulo, Reciclando Basura por Alimentos, aceleró este fin de semana su presencia en populosas colonias como Villas del Sol, La Guadalupana y Nicté Há, donde su coordinador, Jesús Caamal Casanova, mostró la disposición del mandatario de mantener el apoyo alimentario a las familias, a la vez que se promueve la protección al ambiente y la sana convivencia.

2015 sería un año de mayor consolidación, basado en la constancia, para el exitoso plan que convoca a miles de habitantes periódicamente.
Correos: [email protected] facebook, twitter: tvradioriviera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios