22 de Septiembre de 2018

Opinión

A partir de una mentira

Aristegui y Corral, que lo dieron por cierto, sostienen que la ley viene mal porque defiende los intereses de Televisa y no los de Telmex.

Compartir en Facebook A partir de una mentiraCompartir en Twiiter A partir de una mentira

Aquí, buscando un chicharrón para hacer ruido. Florestán

Nunca había escrito una línea ni manejado en radio ni en televisión el tema de telecomunicaciones, en el que concurren tantos intereses y tantas voces interesadas.

Hoy lo hago por primera vez, porque veo que se ha convertido en monopolio de quienes, siendo parte interesada, se presentan como si no lo fueran.

Esta nueva ofensiva se da en vísperas de que el Ejecutivo envíe al Congreso la iniciativa de leyes secundarias de esa reforma constitucional, que desde ese grupo quieren limitar a la televisión y no a las telecomunicaciones.
Jenaro Villamil, compulsivo escritor del tema, “reveló” que el 2 de enero, en Valle de Bravo, en un encuentro entre Emilio Azcárraga y el presidente Peña Nieto, se renovó el compromiso y las relaciones con la principal empresa de comunicaciones en México —¿Telmex?— y en ésta se cabildearon asuntos esenciales de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones.

El tema de Villamil fue retomado, como es la mecánica, a la mañana siguiente por Carmen Aristegui en MVS, parte interesada directamente en el caso, cuya oficina mandó 28 tuits sobre el tema en menos de media hora, y más tarde por el senador Javier Corral, un reformador, promotor de las mejores causas, quien en El Universal sostiene que desde distintos ámbitos y por fuentes confiables, se afirma que la iniciativa de ley secundaria en materia de telecomunicaciones viene mal.

Y se remite al mismo encuentro Peña Nieto-Azcárraga del 2 de enero en Valle de Bravo, que “reveló” Villamil y retomó Aristegui, a partir del cual Corral reitera que la ley viene mal porque favorece a la televisión, Emilio Azcárraga, y no a la telefonía, Carlos Slim, y que el gobierno cuida y defiende los intereses de Televisa, no así los de Tv Azteca, y menos los de Telmex.

Es decir, las leyes secundarias vienen mal porque no defendió los intereses de Telmex, concluye.

Ese es el punto: todos tienen intereses, incluso hasta los que afirman no tenerlos.

Y no hay nada de malo en tomar posiciones, todos están en su derecho, pero es indispensable transparentar los intereses a los que se responde, en aras de esa misma transparencia que proclaman.

Por lo demás, y esto es central, jamás se dio el encuentro Peña Nieto-Azcárraga del 2 de enero en Valle de Bravo, que “reveló” Villamil, y a partir del cual Aristegui y Corral, que lo dieron por cierto, sostienen que la ley viene mal porque defiende los intereses de Televisa y no los de Telmex.

Y estoy preparado para el tono virulento de la respuesta de quienes a falta de argumentos, insultan y descalifican, linchan. 

Nos vemos mañana, pero en privado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios