19 de Julio de 2018

Opinión

Accidente en otomí

Thona dice que en un año pueden ocurrir más de cuatro millones de accidentes.

Compartir en Facebook Accidente en otomíCompartir en Twiiter Accidente en otomí

No es muy frecuente que en el periodístico cotidiano uno vea emprendedores de más de cincuenta años de edad. Casi siempre, cuando entrevisto a alguno que está lanzando una nueva idea o negocio, tiene menos de treinta y cinco. Los más comunes son jovencitos que apenas rebasan los veinte. Son muy dinámicos.

El viernes entrevisté a Luis Huerta Rosas, fundador de Thona, una nueva aseguradora. Thona significa accidente en lengua otomí, y su vocación es la venta de seguros contra accidentes personales. ¿Cuáles? Una caída en la escuela o en el trabajo; algún incidente en el club deportivo; un percance durante vacaciones.

Luis tiene experiencia. No es un emprendedor treintañero. En su discurso se nota una acumulación y riqueza de conceptos del sector asegurador, que solo es posible exhibir acumulando años ahí. Por eso habla con soltura de cómo ni GNP ni Axa, ni otras aseguradoras, a pesar de tener entre sus productos los seguros contra accidentes personales, no lo han concebido como una línea de negocio prioritaria. Él sí, en Thona.

Thona dice que en un año pueden ocurrir más de cuatro millones de accidentes, de los cuales se derivan 750 mil hospitalizaciones, más de 24 mil muertes y alrededor de 40 discapacitados (gente que pierde un miembro, por ejemplo). Es ahí donde esta empresa se quiere especializar, vendiendo pólizas a escuelas, a empresas, a clubes deportivos, a agencias de viajes.

Da gusto que emprendedores de toda cepa asuman riesgos y lancen propuestas de negocio diferentes, innovadoras. Luis juntó voluntad y dinero de varios socios y capitalizó su empresa con 35 millones de pesos. Por lo que se ve, esta empresa tendrá un mercado apetitoso, sobre todo si el país entra en una etapa de desarrollo en la que una mayor proporción de la gente valora la contratación de un seguro.

Las empresas del sector asegurador en México viven oleadas de innovación, y eso es bueno. Muchas han abierto áreas de negocio orientadas a los planes personales de retiro y a la formación de patrimonio de largo plazo (véase la campaña permanente de GNP al respecto). Pero la oferta fresca y nueva es escasa, sobre todo en nichos específicos de mercado como el que ha empezado a servir Thona.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios