24 de Septiembre de 2018

Opinión

Accidentes, obstáculos y educación vial

Es un gravísimo error que en una vía de alta velocidad se tengan postes de alumbrado a escasos dos metros del carril de alta.

Compartir en Facebook Accidentes, obstáculos y educación vialCompartir en Twiiter Accidentes, obstáculos y educación vial

Cada vez que veo una nueva noticia sobre un accidente en el Periférico o la carretera a Progreso, en donde el vehículo se estrella con un poste o con un árbol, me viene a la mente el comentario de un amigo extranjero que, cuando íbamos por el Periférico, me dijo: Es un gravísimo error que en una vía de alta velocidad se tengan postes de alumbrado a escasos dos metros del carril de alta; entonces me incorporé a la carretera a Progreso y quedó realmente alarmado al ver la postería de alumbrado en las mismas condiciones; su comentario al día siguiente, cuando nos reunimos antes de su viaje de retorno, fue para retomar el caso y me insistió en que era increíble ver una infraestructura de iluminación que podía apagar la vida de todo aquel que por alguna circunstancia se saliera de la carretera.

Otro comentario que me viene a la mente fue la expresión del alcalde de Barcelona que en una reunión en su ciudad, hace un tiempo, comentó que el alumbrado público es para el peatón, no para el automóvil, ya que éste lleva luz propia, que le permite ver y que lo vean.

Es cierto que la mayoría de estos accidentes tiene como factores determinantes la falta de precaución, el exceso de velocidad, el alcohol y el cansancio, pero no serían mortales si los postes y los árboles no estuvieran a tan corta distancia de los carriles de circulación.

Otro tema que me viene a la memoria fue que este amigo me dijo una y otra vez que le parecía inadecuado que en las calles se permitiera que se estacionaran coches a ambos lados y a todo lo largo de las manzanas; le comenté que nuestro Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad establece claramente que está prohibido estacionarse a menos de 15 metros de las esquinas y sólo se permite en un lado de la vía, en el derecho en las calles de un solo sentido, mientras que en las de doble circulación sin camellón sólo en los lados oriente o sur, según la orientación de la vialidad; ante esto me dijo que por qué no  se respetaba, por qué no se les multaba o, incluso, se retiraban con grúa, todo ello con el fin de educar a los conductores. 

Ese es un tema esencial, la educación vial; ¿cuánta gente tendrá el reglamento?, ¿alguien lo habrá leído?, ¿cuántos asumirán el compromiso de respetarlo y divulgarlo?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios