20 de Septiembre de 2018

Opinión

Adiós a la madre de Mario Villanueva

Se ha ido Doña Toñita Madrid Santin, madre del ex gobernador Mario Villanueva Madrid...

Compartir en Facebook Adiós a la madre de Mario VillanuevaCompartir en Twiiter Adiós a la madre de Mario Villanueva

Se ha ido Doña Toñita Madrid Santin, madre del ex gobernador Mario Villanueva Madrid. La recuerdo invadida por un infinito dolor, soportando el castigo infligido a su hijo por decisión visceral de Ernesto Zedillo en la Presidencia y que ha repercutido en toda la familia.

La recuerdo como un roble en medio de la tempestad inmisericorde, cuando la noche oscura se extiende sin dar esperanza del arribo del amanecer. Conmocionada en su silla de ruedas para participar en la marcha multitudinaria efectuada por tantos miles por la avenida de los Héroes, hasta desembocar ante Palacio de Gobierno, implorando que el gobierno panista de Felipe Calderón impidiera el traslado del ingeniero Mario Villanueva a Nueva York, donde permanece desde principios de mayo de 2010.

Siempre discreta cuando su hijo Mario permaneció en la cumbre del poder, Doña Toñita fue ejemplo destacado de madre en toda la extensión de la palabra, padeciendo los rigores de un infierno que no son capaces de comprender los hipócritas consumados que pululan en los pasillos del poder, y que se alejan por arte de magia cuando el hombre cae en desgracia.

Fue muy duro para Mario Villanueva recibir tan devastadora noticia, sobre todo porque quiso darle la mayor de las alegrías a su madre: abrazarla en Chetumal, ya libre del castigo que nunca se aplica a los verdaderos narcotraficantes.

Un abrazo muy fuerte a toda la familia.

Reprobados también en autocrítica

Lejos de aceptar la crítica, el director de la Normal de Bacalar,Ángel Damián Sabido Ojeda,y todo el grupúsculo de maestros que deforman estudiantes atribuyen los señalamientos de un servidor a una campaña de mala fe, orquestada por siniestros enemigos que pretenden hundirlos en el desprestigio.

En mi columna anterior expuse la podredumbre que ha invadido a ese plantel, debido al arribo de elementos inexpertos que ocupan plazas de maestros e incluso de directores, pero sin el menor mérito porque son impulsados por papi, mami y demás parientes.

El Centro Regional de Educación Normal (CREN) Javier Rojo Gómez está hundido en el fango de la ineptitud. Es un fraude a todas luces, y esto lo saben muy bien los profesores que niegan lo evidente, denunciando campañas de desprestigio y publicando en sus muros de Facebook que “los perros ladran, Sancho”, sin haber leído una sola página del Quijote.

Ninguno de los maestros señalados se ha tomado la molestia de localizarme, comenzando por el director de la Normal que llegó a esa posición por el enorme afecto que le tieneel profesor Carlos Caballero –señalado como “el vendedor más grande del mundo”, en materia de plazas–, y cuyas motivaciones de fondo no son tema de esta columna.

Si el ex gobernador Javier Rojo Gómez estuviese vivo, le daría vergüenza que su nombre figure en esa escuela patito, fundada precisamente cuando él tuvo las riendas del Territorio en 1969. Y dudo mucho que tales profesores tengan el mínimo antecedente de tan ilustre personaje.

El pasado miércoles la Normal celebró su 45 aniversario, al que llega anciana, enferma y en estado crítico debido a una vida llena de excesos. Y sí, como presumieron en el evento de festejo, estamos hablando de una institución que es la “máxima casa formadora de docentes del Estado”, pero que desde hace años está en franca caída libre y que hoy por hoy necesita de un rescate urgente.Porque el CREN “Lic. Javier Rojo Gómez” tuvo sus épocas de gloria, pues en su apertura se procuró la contratación de maestros con una combinación de experiencia y formación profesional óptima para la formación de nuevos profesores. Algunos amigos docentes egresados de esa Normal en sus primeras generaciones hablan con orgullo de la educación recibida, de las estrictas normas de comportamiento que llegaban incluso hasta el ámbito privado, del compromiso de la institución para aportar docentes de calidad al estado y al país.

Pero eso se fue perdiendo de a poco en el transcurso de los años sin que ninguna autoridad educativa prendiera las alertas mientras la institución se dirigíadirectamente al despeñadero.

En este 45 aniversario, hay poco que festejar y mucho para corregir, y la solución tiene que venir desde fuera, desde las autoridades educativas locales y federales que hasta el momento han sido omisas para cumplir con su responsabilidad.

Averigüé que Rubén Lara León es el representante de la Secretaría de Educación Pública en Quintana Roo. Y ya que la dormilona burocracia de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) se niega a rescatar esta casa de presuntos estudios, ese fantasmal burócrata federal debe desquitar su jugoso sueldo visitando la Normal de Bacalar, para comprobar a nivel de campo la catástrofe que tiene como permanentes damnificados a tantos estudiantes y egresados que son etiquetados como “no idóneos” cuando pretenden pescar una plaza.

Imagino a Rubén Lara como un león, entregado a un sueño irresponsable cuando se necesita un representante federal realmente efectivo, no un adorno tan costoso que a nadie inquieta, y que tan sólo sabe disfrutar la seductora belleza de nuestro Caribe.

Frontera en crisis

Aunque hay quienes insisten en que el cierre del puente fronterizo de la comunidad de Subteniente López –antes paso obligado para acceder a la zona libre de Belice– no afectó económicamente a este poblado, el cierre de unos 22 negocios en un periodo poco mayor a un año es la prueba contundente de que el daño es mucho mayor de lo estimado.

La afectación económica fue inmediata porque decenas de familias que subsistían con pequeños negocios como tiendas, loncherías y algunos que ofrecían servicios de hospedaje y estacionamiento, dejaron de recibir las ganancias acostumbradas porque el flujo de viajeros se desvió desde la apertura del nuevo puente.

Ellos, los habitantes de Subteniente López, de inmediato fueron conscientes de que la economía de su localidad se desplomaría sin remedio una vez que se cerrara el antiguo puente, y  desde entonces empezaron a manifestarse solicitando a las autoridades que lo mantuvieran abierto a la par con el nuevo puente.

Pero la respuesta fue negativa con el argumento de que todo el personal de la aduana sería trasladado a las nuevas instalaciones. Sin embargo esto no ocurrió y las oficinas de la aduana siguen operando en Subteniente López.

Las demandas de los pobladores de esta comunidad sureña ubicada a sólo cinco minutos de esta capital fueron desestimadas, provocando el cierre paulatino de pequeñas empresas de diversos giros, siendo la última en bajar sus cortinas un pequeño hotel de 25 habitaciones que subsistía gracias a los compradores de otros estados que llegaban a la zona libre a surtirse de mercancía.

Ante la batalla que parece perdida, los comerciantes locales ya muestran signos de resignación y cansancio. La suerte está echada para Subteniente López.

Aguas con el “bullying”

Un presunto intento de suicidio de un menor de 14 años, estudiante de la escuela secundaria “Valentín Gómez Farías” de esta capital abrió de nueva cuenta el debate público del “bullying” o acoso escolar, fenómeno muy común en las escuelas mexicanas donde se tolera e incluso se cataloga como parte de la normalidad.

No es la primera denuncia pública que salta a los medios de comunicación, sin embargo este caso que se suscitó el pasado jueves disparó las alarmas en la Secretaría de Educación donde el tema se está tratando como secreto de Estado, ya que se mantienen herméticos para dar la información.

En Novedades Chetumal se dio a conocer la versión de la madre del adolescente, quien señaló que su hijo sufre de acoso escolar desde que ingreso al plantel el ciclo escolar pasado.

Trascendió que el menor tuvo un intento de suicidio el año pasado por el que recibió ayuda psicológica, sin embargo las burlas de sus compañeros continuaron desatando una crisis en el estudiante, que pudo convertirse en tragedia.

Más allá de este caso particular, lo cierto es que hay estudios de instituciones serias en los que se ha demostrado que la violencia es parte del día a día de los alumnos mexicanos, donde las agresiones van desde burlas por condición de clase, género o religión, uso de apodos discriminatorios y en casos más graves, ataques físicos.

Y ante el crecimiento inusitado del fenómeno del “bullying” que coloca a nuestra nación entre los primeros lugares de Latinoamérica en violencia escolar, sobre todo en el nivel de secundaria, la reacción de las autoridades gubernamentales y educativas ha sido tibia.Porque para atacar al acoso escolar se necesita un trabajo de fondo y no remedios superficiales, ya que para erradicar la violencia en las escuelas la amenaza de sanciones severas a maestros omisos y alumnos agresores podría ser incluso contraproducente, ya que los reglamentos pocas veces son respetados.

¿Y la glosa del Informe?

A punto de cumplirse un mes desde que el gobernador Roberto Borge Angulo rindiera su Tercer Informe de Gobierno, los diputados locales parecen no tener el menor interés en realizar la glosa del informe, tarea básica para cualquier Legislatura.

¿Será posible que por segunda ocasión consecutiva los diputados locales eludan su responsabilidad y no realicen la glosa? ¿Estarán tan ocupados creando iniciativas y trabajando arduamente para “beneficio” de los quintanarroenses que no tienen tiempo para realizar el análisis de lo informado por el mandatario?

 

La recuerdo invadida por un infinito dolor, soportando el castigo infligido a su hijo por decisión visceral de Ernesto Zedillo en la Presidencia y que ha repercutido en toda la familia.

La recuerdo como un roble en medio de la tempestad inmisericorde, cuando la noche oscura se extiende sin dar esperanza del arribo del amanecer. Conmocionada en su silla de ruedas para participar en la marcha multitudinaria efectuada por tantos miles por la avenida de los Héroes, hasta desembocar ante Palacio de Gobierno, implorando que el gobierno panista de Felipe Calderón impidiera el traslado del ingeniero Mario Villanueva a Nueva York, donde permanece desde principios de mayo de 2010.

Siempre discreta cuando su hijo Mario permaneció en la cumbre del poder, Doña Toñita fue ejemplo destacado de madre en toda la extensión de la palabra, padeciendo los rigores de un infierno que no son capaces de comprender los hipócritas consumados que pululan en los pasillos del poder, y que se alejan por arte de magia cuando el hombre cae en desgracia.

Fue muy duro para Mario Villanueva recibir tan devastadora noticia, sobre todo porque quiso darle la mayor de las alegrías a su madre: abrazarla en Chetumal, ya libre del castigo que nunca se aplica a los verdaderos narcotraficantes.

Un abrazo muy fuerte a toda la familia.

Reprobados también en autocrítica

Lejos de aceptar la crítica, el director de la Normal de Bacalar,Ángel Damián Sabido Ojeda,y todo el grupúsculo de maestros que deforman estudiantes atribuyen los señalamientos de un servidor a una campaña de mala fe, orquestada por siniestros enemigos que pretenden hundirlos en el desprestigio.

En mi columna anterior expuse la podredumbre que ha invadido a ese plantel, debido al arribo de elementos inexpertos que ocupan plazas de maestros e incluso de directores, pero sin el menor mérito porque son impulsados por papi, mami y demás parientes.

El Centro Regional de Educación Normal (CREN) Javier Rojo Gómez está hundido en el fango de la ineptitud. Es un fraude a todas luces, y esto lo saben muy bien los profesores que niegan lo evidente, denunciando campañas de desprestigio y publicando en sus muros de Facebook que “los perros ladran, Sancho”, sin haber leído una sola página del Quijote.

Ninguno de los maestros señalados se ha tomado la molestia de localizarme, comenzando por el director de la Normal que llegó a esa posición por el enorme afecto que le tieneel profesor Carlos Caballero –señalado como “el vendedor más grande del mundo”, en materia de plazas–, y cuyas motivaciones de fondo no son tema de esta columna.

Si el ex gobernador Javier Rojo Gómez estuviese vivo, le daría vergüenza que su nombre figure en esa escuela patito, fundada precisamente cuando él tuvo las riendas del Territorio en 1969. Y dudo mucho que tales profesores tengan el mínimo antecedente de tan ilustre personaje.

El pasado miércoles la Normal celebró su 45 aniversario, al que llega anciana, enferma y en estado crítico debido a una vida llena de excesos. Y sí, como presumieron en el evento de festejo, estamos hablando de una institución que es la “máxima casa formadora de docentes del Estado”, pero que desde hace años está en franca caída libre y que hoy por hoy necesita de un rescate urgente.Porque el CREN “Lic. Javier Rojo Gómez” tuvo sus épocas de gloria, pues en su apertura se procuró la contratación de maestros con una combinación de experiencia y formación profesional óptima para la formación de nuevos profesores. Algunos amigos docentes egresados de esa Normal en sus primeras generaciones hablan con orgullo de la educación recibida, de las estrictas normas de comportamiento que llegaban incluso hasta el ámbito privado, del compromiso de la institución para aportar docentes de calidad al estado y al país.

Pero eso se fue perdiendo de a poco en el transcurso de los años sin que ninguna autoridad educativa prendiera las alertas mientras la institución se dirigíadirectamente al despeñadero.

En este 45 aniversario, hay poco que festejar y mucho para corregir, y la solución tiene que venir desde fuera, desde las autoridades educativas locales y federales que hasta el momento han sido omisas para cumplir con su responsabilidad.

Averigüé que Rubén Lara León es el representante de la Secretaría de Educación Pública en Quintana Roo. Y ya que la dormilona burocracia de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) se niega a rescatar esta casa de presuntos estudios, ese fantasmal burócrata federal debe desquitar su jugoso sueldo visitando la Normal de Bacalar, para comprobar a nivel de campo la catástrofe que tiene como permanentes damnificados a tantos estudiantes y egresados que son etiquetados como “no idóneos” cuando pretenden pescar una plaza.

Imagino a Rubén Lara como un león, entregado a un sueño irresponsable cuando se necesita un representante federal realmente efectivo, no un adorno tan costoso que a nadie inquieta, y que tan sólo sabe disfrutar la seductora belleza de nuestro Caribe.

Frontera en crisis

Aunque hay quienes insisten en que el cierre del puente fronterizo de la comunidad de Subteniente López –antes paso obligado para acceder a la zona libre de Belice– no afectó económicamente a este poblado, el cierre de unos 22 negocios en un periodo poco mayor a un año es la prueba contundente de que el daño es mucho mayor de lo estimado.

La afectación económica fue inmediata porque decenas de familias que subsistían con pequeños negocios como tiendas, loncherías y algunos que ofrecían servicios de hospedaje y estacionamiento, dejaron de recibir las ganancias acostumbradas porque el flujo de viajeros se desvió desde la apertura del nuevo puente.

Ellos, los habitantes de Subteniente López, de inmediato fueron conscientes de que la economía de su localidad se desplomaría sin remedio una vez que se cerrara el antiguo puente, y  desde entonces empezaron a manifestarse solicitando a las autoridades que lo mantuvieran abierto a la par con el nuevo puente.

Pero la respuesta fue negativa con el argumento de que todo el personal de la aduana sería trasladado a las nuevas instalaciones. Sin embargo esto no ocurrió y las oficinas de la aduana siguen operando en Subteniente López.

Las demandas de los pobladores de esta comunidad sureña ubicada a sólo cinco minutos de esta capital fueron desestimadas, provocando el cierre paulatino de pequeñas empresas de diversos giros, siendo la última en bajar sus cortinas un pequeño hotel de 25 habitaciones que subsistía gracias a los compradores de otros estados que llegaban a la zona libre a surtirse de mercancía.

Ante la batalla que parece perdida, los comerciantes locales ya muestran signos de resignación y cansancio. La suerte está echada para Subteniente López.

Aguas con el “bullying”

Un presunto intento de suicidio de un menor de 14 años, estudiante de la escuela secundaria “Valentín Gómez Farías” de esta capital abrió de nueva cuenta el debate público del “bullying” o acoso escolar, fenómeno muy común en las escuelas mexicanas donde se tolera e incluso se cataloga como parte de la normalidad.

No es la primera denuncia pública que salta a los medios de comunicación, sin embargo este caso que se suscitó el pasado jueves disparó las alarmas en la Secretaría de Educación donde el tema se está tratando como secreto de Estado, ya que se mantienen herméticos para dar la información.

En Novedades Chetumal se dio a conocer la versión de la madre del adolescente, quien señaló que su hijo sufre de acoso escolar desde que ingreso al plantel el ciclo escolar pasado.

Trascendió que el menor tuvo un intento de suicidio el año pasado por el que recibió ayuda psicológica, sin embargo las burlas de sus compañeros continuaron desatando una crisis en el estudiante, que pudo convertirse en tragedia.

Más allá de este caso particular, lo cierto es que hay estudios de instituciones serias en los que se ha demostrado que la violencia es parte del día a día de los alumnos mexicanos, donde las agresiones van desde burlas por condición de clase, género o religión, uso de apodos discriminatorios y en casos más graves, ataques físicos.

Y ante el crecimiento inusitado del fenómeno del “bullying” que coloca a nuestra nación entre los primeros lugares de Latinoamérica en violencia escolar, sobre todo en el nivel de secundaria, la reacción de las autoridades gubernamentales y educativas ha sido tibia.Porque para atacar al acoso escolar se necesita un trabajo de fondo y no remedios superficiales, ya que para erradicar la violencia en las escuelas la amenaza de sanciones severas a maestros omisos y alumnos agresores podría ser incluso contraproducente, ya que los reglamentos pocas veces son respetados.

¿Y la glosa del Informe?

A punto de cumplirse un mes desde que el gobernador Roberto Borge Angulo rindiera su Tercer Informe de Gobierno, los diputados locales parecen no tener el menor interés en realizar la glosa del informe, tarea básica para cualquier Legislatura.

¿Será posible que por segunda ocasión consecutiva los diputados locales eludan su responsabilidad y no realicen la glosa? ¿Estarán tan ocupados creando iniciativas y trabajando arduamente para “beneficio” de los quintanarroenses que no tienen tiempo para realizar el análisis de lo informado por el mandatario?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios