25 de Abril de 2018

Opinión

Las aguadas prehispánicas de Uxmal

El agua de lluvia y las aguadas para captarla fueron muy importantes en la vida de los mayas.

Compartir en Facebook Las aguadas prehispánicas de UxmalCompartir en Twiiter Las aguadas prehispánicas de Uxmal


El agua es líquido vital para todas las sociedades y en todos los tiempos; en el caso de Uxmal, donde el manto freático es muy profundo, los mayas modificaron los aka’lché para construir más de una decena de obras hidráulicas. El agua de lluvia y las aguadas para captarla fueron muy importantes en la vida de los mayas.

Estos reservorios son de forma variada. Hay registrados de contorno irregular, rectangular; hay cuadradas, ovaladas y en forma de serpiente. 

Entre estos reservorios destaca la aguada Che’n Chan Aka’l, que mide 300 metros de largo por 160 metros de ancho. Esta obra hidráulica ocupa un área de 48,000 m2. Los bordos miden entre 40 y 50 metros de ancho y entre 4 y 6 metros de altura. Cuenta con entradas y salientes relativamente bajas para comunicarse con otras aguadas y alimentarse con los excedentes de sus capacidades. 

Che’n Chan Aka’l tiene una superficie de captación de 30,900 m2 y puede proporcionar 17,653 m3 de agua cuando el nivel del líquido en el lecho alcanza una altura de 1.5 m, y 12,544 m3 cuando hay 1 m de altura de agua en el lecho.

Los bukteo’ob son depósitos que fueron construidos en el lecho de las aguadas utilizando lajas de piedra caliza para conformar el cuerpo cilíndrico. El último tercio va cerrando en forma de bóveda maya hasta finalizar en un círculo de 50 cm. 
Las aguadas se llenan por la infiltración del agua proveniente del lecho arcilloso. Con base en las dimensiones que alcanzan tienen una capacidad de entre 20,000 y 30,000 litros de agua. Las fuentes históricas señalan que en el lecho de las aguadas existen cientos de esos depósitos.

Estos sistemas fueron eficientes durante la mayor parte del Periodo Clásico; sin embargo, el crecimiento de población y la intensa construcción de enormes palacios requirieron de una mayor producción de maíz para el sustento, lo que implicó la tala de la  selva, la quema de árboles para la producción de cal destinada a la mezcla con la que se erigieron las bellas edificaciones que integraron tanto el núcleo central como el área habitacional de Uxmal y otras ciudades. Estos requerimientos  originaron el desequilibrio ambiental, haciendo más larga la sequía, lo que propició el abandono casi total de las ciudades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios