23 de Febrero de 2018

Opinión

El aire que respiramos en Mérida

Las partículas que produce la combustión, son las que tienen más impacto en la salud humana, afectando la función pulmonar o provocando muertes prematuras por afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Compartir en Facebook El aire que respiramos en MéridaCompartir en Twiiter El aire que respiramos en Mérida

En una ciudad como Mérida, con el número de automotores que por ella circulan y las características de sus calles, estos vehículos propulsados por motores de combustión interna producen normalmente tres tipos de emisiones a la atmósfera que todos respiramos: evaporativas, por el escape y de partículas, estas últimas a causa del desgaste de los frenos y de las llantas.

Las emisiones provenientes de la evaporación de combustible ocurren todo el tiempo: cuando el vehículo está estacionado y cuando está en circulación; su magnitud depende de las características del vehículo, los factores geográficos y meteorológicos, en nuestro caso especialmente la temperatura ambiente, y por la presión del vapor del combustible almacenado en el auto.

Las emisiones evaporativas ocurren todo el tiempo, aunque a diferentes tasas: durante todo el día, por los cambios de temperatura; al apagar el motor, por la temperatura a la que se encuentra; cuando está frío, a causa de la permeabilidad de los elementos del sistema de manejo del combustible y, cuando está en operación normal, por la presión de su manejo; un asunto preocupante en nuestro caso es la tasa de evaporación mientras se carga gasolina, especialmente si esto se realiza durante las horas de fuerte calor.

Por el escape, las emisiones son resultado de la combustión, cuya tasa aumenta con el tamaño del motor, la antigüedad del auto y el periodo transcurrido desde su última afinación; son emisiones que incluyen monóxido y bióxido de carbono, hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y partículas; un elemento que en nuestro caso es preocupante durante la circulación es la intensidad y la frecuencia de las aceleraciones.

En el tema de las partículas que produce la combustión, éstas son las que tienen más impacto en la salud humana, afectando la función pulmonar, pudiendo incluso producir muertes prematuras por afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Por favor, no pensemos que tenemos en Mérida una atmósfera limpia, sobre todo en los espacios de alta concentración vehicular. Siempre viene a mi memoria el comentario de una estudiante de la Universidad de Stanford que me dijo: “El centro de Mérida apesta”. Conozcamos de manera permanente la calidad del aire que respiramos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios