23 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Ajustes inminentes?

Desde que rindió protesta como gobernador, Carlos Joaquín se comprometió a encabezar un gobierno enfocado en dar resultados a los quintanarroenses.

Compartir en Facebook ¿Ajustes inminentes?Compartir en Twiiter ¿Ajustes inminentes?

Tras el complicadísimo inicio del gobierno de Carlos Joaquín González y un agitado arranque de 2017, el barco empieza a navegar con mayor rumbo y estabilidad, aunque algunos de los tripulantes del gabinete no muestran la destreza requerida para lidiar con sus responsabilidades directas, situación palpable que ha generado una cascada de rumores sobre inminentes cambios en el primer círculo de colaboradores del mandatario.

Desde que rindió protesta como gobernador, Carlos Joaquín se comprometió a encabezar un gobierno enfocado en dar resultados a los quintanarroenses, tan dañados y despreciados por su antecesor, Roberto Borge Angulo. Con un respaldo social impresionante, el gobernador aseguró que los miembros de su gabinete no tenían el puesto seguro, sino que serían evaluados de forma permanente y advirtió que serían relevados quienes no cumplieran con los objetivos.

Apenas tomaron las riendas de las dependencias, varios de los funcionarios elegidos empezaron a dar tumbos evidenciando su inexperiencia, y convirtiéndose en un factor que ha abonado a la inestabilidad política, previsible en la primera alternancia gubernamental de Quintana Roo.

Con dominio de la estrategia, Carlos Joaquín ha maniobrado con destreza quirúrgica para ir reconstruyendo una embarcación severamente dañada de la proa a la popa, con la complicación financiera más grave en toda nuestra historia y con una pandilla de priistas refugiados en las alcantarillas como ratas obesas, ya sentenciados por la opinión pública. 

Pero los escándalos detonados por incompetencia o falta de tacto político brotaron y siguen brotando como palomitas de maíz en la Oficialía Mayor, la Secretaría de Educación y Cultura, la Secretaría de Economía, la Comisión para la Juventud y el Deporte y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado.

Como resultado de esta zona turbulenta, se pensó que el gobernador podría realizar los primeros ajustes de su gabinete al cumplir los 100 días de su administración, aunque al final todos continuaron firmes en sus puestos.

Ahora, con la ambiciosa reestructuración de los organismos públicos que está impulsando Carlos Joaquín, nuevamente la rumorología de pasillo escaló varios decibeles, asegurando que a mediados de marzo se registrarán los primeros movimientos y enroques del gabinete.

Hasta el momento, Carlos Joaquín se ha mostrado paciente, fiel a su estilo de pensar muy bien las cosas antes de mover sus fichas, pero las circunstancias lo apuran a realizar sus cambios quizá antes de lo esperado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios