12 de Noviembre de 2018

Opinión

Al que madura, Dios lo ayuda

Estos maravillosos shows nos devolverán la fe en la humanidad.

Compartir en Facebook Al que madura, Dios lo ayudaCompartir en Twiiter Al que madura, Dios lo ayuda

No sé que duró más, la conferencia de Capriles para explicar cómo lo llevaron al río pensando que era mozuelo electoral (nomás le faltó sacar los burros, los pollos y las cabras para demostrar que al que madura Dios lo ayuda), o el pachangón de cumpleaños del góber Duarte de Chihuahua, quien, en un acto que habría hecho enloquecer de envidia a Berlusconi, demostró que la felicidad es una forma de navegar por esta vida que es la mar.

Mientras el candidato de la derecha venezolana se aventaba más pruebas contra Maduro, más pruebas que las de Monreal contra el PRIcámbrico temprano (mucho show para luego ponerse fresa como los de Fobia llamando a una revolución sin manos), el góber Duarte recibía un merecidísimo ágape con las voces inigualables de Alicia Villarreal, Pablo Montero, Francisco Céspedes y Juan Gabriel, que viendo los niveles de humildad que ahí se venían manejando, interpretó su clásico: “No tengo dinero, ni nada que dar, lo único que tengo es amor para dar”.

Habida cuenta de los espléndidos logros en materia de seguridad, la resolución de casos como el de las muertas de Juárez, y el desarrollo estabilizador logrado por su administración, combinado con el auge económico y moral forjado, el góber se hubiera merecido algo más perrón, pero qué bueno que con esa íntima reunión de amigos (lobukis y mirreyes de alto octanaje) se conformó para celebrar su cumple de mirreysazo con lobukis incluidas.

Esto sin duda sirve de marco para el anuncio que ha hecho la benemérita CTM que, como en los idílicos tiempos de don Fidel Velázquez, habrá de celebrar el Día del Trabajo de manera faraónica. Después de 12 años de oscurantismo panista que veía al proletariado con ascos, este organismo tricolor le devolverá a la masa trabajadora los merecidos reconocimientos no con aumentos salariales, o beneficios sociales (digo, aunque estén devuelta los viejos formatos del tricolor, del carro completo a las movilizaciones corporativas con teiboleras y acarreados para toda ocasión, el populismo con torta y boing, más departamento de interés social del Infonavit, ya se acabó) sino con todo el sentido del espectáculo sovietizado de la revolución institucionalizada que le era tan cara a los del PRIcámbrico temprano.

Estos maravillosos shows nos devolverán la fe en la humanidad y, sin duda, serán más largos que las conferencias de Henrique Capriles, que en materia de melodrama está rebasando a todos, gacho, por la derecha. Fue tal su stand up comedy que pensé que en cualquier momento iba a mandar al diablo a las instituciones.

www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios