22 de Septiembre de 2018

Opinión

Almud, fanega, cuarta y cuartillo

Las medidas de capacidad, fueron implantadas a lo largo del periodo colonial y se mantuvieron en la Península de Yucatán, especialmente en las zonas rurales, hasta mediados del siglo XX.

Compartir en Facebook Almud, fanega, cuarta y cuartilloCompartir en Twiiter Almud, fanega, cuarta y cuartillo

Los almudes, fanegas y cuartillos, entre otras medidas de capacidad, fueron implantadas a lo largo del periodo colonial y se mantuvieron en la Península de Yucatán, especialmente en las zonas rurales, hasta mediados del siglo XX, a pesar de haberse implementado el sistema de pesas y medidas; que se hacía un tanto complicado para la gente y entendible sólo a unos cuantos. 

Por ejemplo, el almud (del árabe hispánico almúd) es medida antigua para áridos que consistía de una caja de madera, semejante a un hexaedro no del todo cúbico, que servía para medir granos, principalmente maíz. Se metía al montón del cereal y sacándolo colmado se nivelaba con un palo cilíndrico para quitarle el sobrante del grano. Al implantarse por ley el uso del sistema métrico decimal, las semillas y los granos debían venderse por kilos y hecha la conversión se vio que un almud de maíz era igual a 3  kilos y medio. 

El almud tiene las siguientes partes proporcionales: a la mitad se le llama cuartillo: un cuartillo de frijol, un cuartillo de maíz. A la cuarta parte de un almud se denomina cuarta. La cuarta se dividía a su vez en dos partes y era la medida para áridos más pequeña que se usaba en Yucatán.

La fanega (del árabe hispánico faníqa, medida de áridos, y éste del árabe clásico faniqah, saco para acarrear tierra), fue una medida tradicional de capacidad variable para granos, legumbres y cosas semejantes, cuyo uso se extendió ampliamente por todo el país. Según el marco de Castilla, tiene 12 celemines y equivale a 55.5. En ocasiones equivalente a unos 90 litros en México. Fue reemplazada por las unidades del Sistema Métrico Decimal. En la actualidad la fanega de capacidad en Yucatán está en desuso.

Otra medida muy usada en el mercado yucateco fue el puño. Así se decía: un puño de ciruelas, un puño de tamarindos, un puño de cacahuates. La carga era una medida de capacidad para semillas y legumbres, en especial granos de maíz, que equivale aproximadamente a 42 kilogramos. 

Y finalmente, el colador, ese utensilio de cocina de hojalata, en forma de cono truncado de 15 por 12 cm de profundidad, perforado con agujeritos de 2 mm de diámetro, fue muy usado también en los mercados como medida para la compraventa de frutos pequeños como nance, ciruela, guayas, mamoncillos y chiles (verdes, habaneros).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios