24 de Septiembre de 2018

Opinión

Amar cuando se esconde la luna

Yo quiero ver la puesta de la luna en la playa, quiero encontrarme y perderme en tu mirada, quiero una lluvia de estrellas sobre mi cuerpo, quiero el sonido de las olas que se esconde en tu voz.

Compartir en Facebook Amar cuando se esconde la lunaCompartir en Twiiter Amar cuando se esconde la luna

A veces digo las cosas que no debo, las que pienso, por ejemplo, con el corazón, cuando comienzo a hablarles de amor a extraños conocidos, pronunciando inocentes tequieros que esconden toda mi pasión.

–¿Querer?-  me preguntó exaltado, con el entrecejo fruncido, visiblemente fastidiado, arrebatándole una mirada de incredulidad.

-¿Y por qué no?- pensé-. Yo le necesito, mi cuerpo le necesita, ¿qué, no entiende que un minuto es equivalente a 100 años cuando permanece en silencio contemplándome, qué no entiende que cuando sonríe se suman otros 100 a su lado, qué no concibe que cuando me abraza o me besa se suman millones? ¿Por qué no entiende entonces que en un día sobra ya la eternidad?

-¿Querer? –repetí–. Quererte no. Yo quiero ver la puesta de la luna en la playa, quiero encontrarme y perderme en tu mirada, quiero una lluvia de estrellas sobre mi cuerpo, quiero el sonido de las olas que se esconde en tu voz. 

Quererte no, yo a ti no te quiero, yo a ti ya te amo -le confesé en un susurro a ese ocaso que ahora me caía encima, antes de quedarme en completo silencio, con la sonrisa floja hacia abajo, con los brazos aferrados a pasiones temporales y  con la mirada inundada de amor, sin poderlo evitar, a pesar de cada paso que daba lejos de mí.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios