09 de Diciembre de 2018

Opinión

Amateurs o profesionales

Según “El Pescado” Sosa, Martínez, el manager cubano Miguel Jerez tiene sueldo del IDEY y por tal temen que pueda incitar a peleadores aficionados a que se inclinen por el pugilismo de paga.

Compartir en Facebook Amateurs o profesionalesCompartir en Twiiter Amateurs o profesionales

Por siempre hemos escrito en los periódicos del Grupo SIPSE, así como en la página del mismo y al través del Canal 2 de televisión, donde hemos comentado que deben separar a los púgiles amateurs de los profesionales para que no se contaminen los primeros.

También hemos escrito que el  manager que devenga un sueldo del Instituto del Deporte de Yucatán (IDEY), por muy poco que sea, tiene que cumplir entrenando a los amateurs y no tiene nada qué hacer un profesional en esos gimnasios, porque están utilizando implementos del gobierno.

Ahora resulta que Carlos “El Pescado” Sosa, presidente de la Asociación de Boxeo de Yucatán (ABY), se presentó a la Comisión del deporte de los puños de esta ciudad para protestar porque el manager cubano Miguel Martínez Jerez solicitó su licencia para dirigir pugilistas profesionales.

Según “El Pescado” Sosa, Martínez Jerez tiene sueldo del IDEY y por tal  temen que pueda incitar a peleadores aficionados a que se inclinen por el pugilismo de paga.

Sin tener la más remota idea de la capacidad del antillano, “El Pescado”  está tomando una decisión muy acertada, pero el que debía haber tocado el tema es el que comanda a los mentores de esta ciudad, es decir, “El Crucigrama” Medina.

A la vez, Sosa está fuera de contexto, toda vez que  muchos de los managers locales que devengan  un sueldo del IDEY también ejercen el profesionalismo sin que nadie les llame la atención a pesar que al través de esta columna lo hemos denunciado.

Muy acertada respuesta del presidente de la ComBox local, Santiago Basto Mejía, al decirles que no puede impedirle a nadie presentar una solicitud para aspirar a tener una licencia de manejador ante esa comisión.

La decisión la tiene el Instituto del Deporte donde su director Juan Sosa Puerto debe ser más enérgico en el sentido de que si el cubano quiere incursionar en el profesionalismo que lo haga en un gimnasio exprofeso y no en el del Gobierno del Estado.

Sería saludable para el boxeo del Estado y, desde luego, que en este caso “o todos hijos o todos entenados”… Y, de una vez por todas, en los gimnasios  gubernamentales no más profesionales. 

Asimismo, que los mentores profesionales se decidan, o siguen con los aficionados o en el boxeo de paga, y si es por lo último, que lo hagan  en un gimnasio particular.

Una vez más criticamos la actitud asumida por Carlos “El Pescado” Sosa, a quien sólo le compete  el boxeo de aficionados de la entidad  y por tal no tiene autoridad  en el profesionalismo: zapatero a tus zapatos.

Hay que destacar que un organismo que controla los destinos  del pugilismo de aficionados en la entidad es para hacer respetar sus reglas y, desde luego, aportar el jurado llámese jueces, árbitros   o tomador de tiempo, pero nunca como organizadores de la funciones, que ese trabajo se lo dejen a las instituciones u organismos rectores del deporte, en este caso al IDEY o al IMD.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios