24 de Octubre de 2018

Opinión

Anemia y divisionismo entre políticos chetumaleños

Una de las canteras de políticos quintanarroenses está en bancarrota. Chetumal ya no aspira a las grandes ligas y su clase política priista...

Compartir en Facebook  Anemia y divisionismo entre políticos chetumaleñosCompartir en Twiiter  Anemia y divisionismo entre políticos chetumaleños

Una de las canteras de políticos quintanarroenses está en bancarrota. Chetumal ya no aspira a las grandes ligas y su clase política priista está peleada a muerte, o en el menos lapidario de los casos son incapaces de dialogar en buenos términos, afectada por el predominio de la desconfianza y los mezquinos intereses de grupo.

No debe sorprendernos que Chetumal tenga a estas alturas como máxima figura al ex gobernador Mario Villanueva Madrid, sometido a un prolongado proceso –ahora en Nueva York – por presuntos vínculos con el narcotráfico, cosechando en gran parte del Estado muestras de solidaridad.

Mario Villanueva gobernó de 1993 a 1999, sin concluir su período porque se esfumó el 27 de marzo para escapar de la perruna vigilancia de efectivos federales que lo tenían en la mira.

Hablamos de 15 años de orfandad política para el chetumaleño, ya que su sucesor Joaquín Hendricks Díaz no tuvo el gen de esta comarca y para los priistas es considerado un traidor por el hecho de haber torpedeado a su compadre Eduardo Ovando Martínez, quien con todo y “redes amigas” fue enviado a la lona en el proceso interno de principios de noviembre de 2004.

La orfandad la acentuó el ex alcalde capitalino Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien mancilló a placer un apellido que desata añoranza y simpatía a manos llenas. Recordemos que arrasó en la elección de julio de 2010 y parecía destinado al mejor de los futuros.

Mucho daño le ha hecho al priista chetumaleño la falta de adversarios de otros partidos, ya que la oposición panista y perredista tan famélica si acaso sirve como comparsa, incapaz de plantear un desafío al partido dominante.

Recordemos que tanto PAN como PRD no tienen diputados locales plurinominales, a diferencia del PRI que cuenta con Cora Amalia Castilla Madrid y Pedro Flota Alcocer.

Y a nivel de legisladores federales tampoco la oposición ha impulsado a chetumaleños, a diferencia del PRI que cuenta con Lizbeth Gamboa Song. El último diputado federal chetumaleño –obviamente pluri– ha sido el panista Juan Carlos Pallares Bueno, quien tuvo un desempeño mediocre de 2000 a 2003.

El alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui ha sido el político con mayor aceptación popular a partir de 2002, impulso que le permitió aspirar a la silla mayor en 2010. Y ahora no quita el dedo del renglón, aunque en situaciones tan complicadas en la silla municipal.

Porque Abuxapqui nada tiene que agradecer a sus antecesores Andrés Ruiz Morcillo y Carlos Mario Villanueva Tenorio, quienes combinaron sus esfuerzos para culminar una misión demoledora, inoculando el virus del ébola al paciente con achaques.

El incómodo legado de Morcillo puede complicarle sus aspiraciones electorales, ya que pretende enfrentar a la diputada local ArletMólgoraGlover, amplia favorita para colocarse en el bolso de mano la candidatura a la diputación federal.

Pero ni en  sueños Morcillo puede contar con el respaldo o neutralidad de Abuxapqui, quien también tiene su corazoncito electoral y mantiene proyecto propio, aunque ha ido depurando a su grupo con la expulsión de engendros como Normando Medina Castro y talentos disciplinados como Gustavo García Bradley.

El político chetumaleño de trayectoria tiene un punto débil que lo condena a la amarga derrota: todos quieren comandar el pelotón y son incapaces de ponerse de acuerdo en los temas más tersos. Y si hay una candidatura en juego, todos quieren tomarla por asalto amparados en su “capital político”.

Cada uno permanece atrincherado en su lote popular de 24 metros cuadrados, apapachado por un grupito de achichincles sin talentos significativos, lo que les impide el cierre de filas para fortalecer una opción altamente competitiva.

Por ello muchos chetumaleños tienen gallos del norte.

Aciertos de Borge y Chanito Toledo

El gobernador Roberto Borge y el presidente de la Gran Comisión del Congreso, José Luis Toledo Medina, tuvieron sendos aciertos en la ceremonia para conmemorar los 40 años de nuestro Estado, este 8 de octubre.

Más allá del ritual que transcurrió conforme a lo programado en el recinto legislativo, Roberto Borge pidió un minuto de silencio en memoria de Doña Antonia Madrid Santín, madre del ex gobernador Mario Villanueva Madrid.

El certero gesto impactó en el corazón de todos los presentes, para quienes la figura de Mario Villanueva se fortalece con el paso de los años, de ahí que su esposa Isabel Tenorio sea asistente habitual a este tipo de ceremonias, recibiendo oleadas de aplausos muy emotivos.

También el gobernador dio en el blanco al recordar a un diputado Constituyente que está en los cielos: José Flota Valdez, de José María Morelos.

A su vez, el diputado José Luis Toledo Medina sorprendió a todos con el gesto de ceder su intervención programada a Don Jesús Martínez Ross, primer gobernador constitucional, para que diese lectura al histórico decreto de creación del Estado.

Don Chucho fue honrado a su gusto, participando en tribuna como un excepcional quintanarroense que transpira política y sueña con política. Su hermano, el diputado Constituyente Abraham Martínez Ross, contempló la escena en su sitio de honor, como el resto de los diputados Constituyentes.

José Luis Toledo tuvo un gesto político enorme que fue discretamente festejado por su padre, el ex diputado local Marciano Toledo Medina.

Estudiantes en otra órbita

La apatía generalizada de los estudiantes de nivel superior de nuestro Estado quedó de manifiesto en días pasados, cuando en otras entidades e incluso en otros países marcharon en solidaridad con las familias de 43 estudiantes oficialmente desaparecidos en Guerrero.

Pero no debe sorprendernos esta pasividad extrema de nuestros estudiantes, y en particular de los alumnos de las Normales, que tienen una obligación moral ineludible.

Los estudiantes de todos los centros de nivel superior han tenido este comportamiento tan lamentable, dejando el campo libre a los únicos que han sido capaces de manifestarse en las calles: los maestros, en defensa de sus intereses gremiales.

Incluso, en la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) los únicos que se han manifestado son los catedráticos, sobre todo en el turbulento período del ex rector Francisco Rosado May, quien no pudo concluir su período y fue relevado por José Luis Pech Varguez.

Nuestros estudiantes son capacitados exclusivamente para las tareas universitarias, estando el margen de los problemas nacionales que precisan un posicionamiento. Ello explica los descomunales niveles de abstencionismo que reportan en cada elección.

Crimen en el olvido

El asesinato del regidor petista en el Ayuntamiento capitalino, Marco Antonio May Molina, ocurrido la noche del 21 de marzo de este año, sigue sin el punto final. Esto porque el autor o autores intelectuales permanecen en las sombras.

No basta con la captura de dos autores materiales del homicidio, ya que tiene que ser identificado y procesado el autor o autores intelectuales de este asesinato con repercusiones partidistas. Recordemos que May Molina fue candidato del PT a la alcaldía capitalina en el pasado proceso electoral de principios de julio de 2013, y eran de dominio público sus diferencias con el dirigente de su partido, el diputado local Hernán Villatoro Barrios.

Lamentablemente hay mucha pasividad de los regidores capitalinos, para quienes el asesinato impune de un compañero ya es historia. Pero el Procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, tiene aquí una asignatura pendiente e ineludible.

Cirugía reconstructiva a la Héroes

Los trabajos de remodelación de la avenida de los Héroes ya comenzaron, y en su culminación están depositadas las esperanzas de gran parte de los comerciantes que han andado de capa caída en los últimos 20 años, cuando menos.

Los comerciantes deben comprender que estos trabajos no son una varita mágica, ya que se requiere toda la creatividad y ánimo emprendedor de ellos, ya que el gobierno no puede ser benefactor hasta las últimas consecuencias.

Gran parte de los comerciantes se quedó atrapada en un pasado remoto, sin ser capaces de reaccionar para entrar en la competencia.

Auge de columnistas

Estas páginas se revitalizan con la incorporación de destacados columnistas que han sido atraídos por la apertura de este rotativo que nació y sigue creciendo con nuestro Estado.

Oscar González Ortiz y Julio César Silva Cetina se han sumado a nuestro proyecto en estos días, sumando su nombre a otros columnistas que participan o han participado, como Martín Ramos Díaz, Javier Venegas Hernández, Ramón Humberto González Reyes, Gonzalo Hermosillo Martínez, Ernesto Neveu Reyes, Sandra Romero Gamboa, Gerardo Campos López, David Lara Catalán, Julián Santiesteban, Jorge Cruz Escalante, Marcelo Salinas, Enrique Alonso Alcocer, Rogelio Rivero Reyes, Julián Puente Sánchez, Graciela Machuca Martínez y Elías Berzunza.

Hoy por hoy, Novedades Chetumaldestaca en el sur del Estado como el medio de comunicación que garantiza en los hechos una pluralidad sin restricciones, gracias a la visión de quienes lo dirigen y elaboran con tanto profesionalismo, en Chetumal y Cancún.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios