21 de Septiembre de 2018

Opinión

Animales traídos en la época colonial

Los españoles trajeron caballos y mulas para facilitar el trabajo y con la excusa de aliviar el esfuerzo de los indígenas en la conducción de cargas.

Compartir en Facebook Animales traídos en la época colonialCompartir en Twiiter Animales traídos en la época colonial

Durante la incursión europea en el siglo XVI se introdujeron y difundieron en nuestro país un sinnúmero de plantas, semillas y animales, al mismo tiempo que se llevaban variedades de plantas y algunos animales nativos al Viejo Continente. Los españoles trajeron plantas originarias de África, Filipinas, Oceanía y otros lugares. Inicialmente la reglamentación de las cosas que podían traerse estuvo muy controlada, luego el embarque se hacía bajo supervisión de la corona española, quien lo autorizaba con ciertas limitaciones. También se realizaron introducciones por iniciativa propia de particulares.

Así, se trajeron caballos y mulas para facilitar el trabajo y con la excusa de aliviar el esfuerzo de los indígenas en la conducción de cargas. Los mayas denominaron tsíimin al caballo, por el parecido con la danta o tapir, que andaba por el suelo yucateco.

Entre los animales domesticados para consumo se trajeron gallinas de Castilla, a las que se les denominó kaax apócope de kashtilla. Al gallo se le adjudicó el nombre de t’eel que en maya significa cresta o copete de ave. Las palomas domésticas, que se dice llegaron en los barcos de los españoles, recibieron el nombre de kastelam úukum (paloma de Castilla). Úukum es nombre de una paloma silvestre de pico negro (Columba nigrirostris).

También en el siglo XVI llegaron al puerto de Campeche las primeras cabezas de ganado, que en maya se nombró con el genérico de wakax, expresión tomada de la dicción española vacash. Al becerro se le conoce en maya con la aféresis española bees. En tanto que al borrego u oveja los mayas le confirieron por asociación el nombre de taman (algodón y planta que lo produce).

Al cerdo doméstico (introducido a Europa del Cercano Oriente) se le otorgó, según el Diccionario Maya Cordemex, el nombre maya del cerdo de monte k’éek’en [che’] (Angulatus yucatanenis) y a la cerda o puerca el apócope xleech (lechona).

El gato doméstico, venerado en el antiguo Egipto, y traído en el periodo colonial, recibió el nombre de miis, derivado del arcaísmo español mizo/a. En algunas regiones de España aún se le conoce coloquialmente como misho

El perro doméstico actual, peek’, también es importado, aunque existió una raza antigua en la península de pelo muy corto que no ladraba y servía de alimento que, según el Diccionario de Motul, era conocido en maya como tzotzom peek’. A la variedad sin pelo se le llamaba kiikbil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios