21 de Enero de 2018

Opinión

Arte para todos

La gente tiene una concepción del arte como algo elitista al que el sector medio bajo económicamente hablando no tiene fácil acceso...

Compartir en Facebook Arte para todosCompartir en Twiiter Arte para todos

La gente tiene una concepción del arte como algo elitista al que el sector medio bajo económicamente hablando no tiene fácil acceso. 

Esto por cuestiones histórico culturales; en la actualidad los gobiernos pretenden llevar arte a los sectores poblacionales económicamente bajos, con el fin de dar una visión diferente de la realidad, una visión desde los ojos de los autores, pintores o músicos. 

El arte tiene muchas connotaciones para cada una de las personas, teniendo en cuenta que existen diferentes artes, escénicas, musicales, visuales y un largo etcétera. 

Cada persona tiene gustos diferentes y cada uno considera arte a distintas cosas. 

Una persona puede llamar arte a una pintura que fue hecha con excelente técnica, y otra persona puede llamar arte a un montón de chatarra colocada de manera estratégica en un maniquí. En gustos se rompen en géneros. 

El arte tiene influencia en la gente en medida que esta se vea identificado con dicho arte. 

El teatro tiene movimiento al igual que la música, ya que el actor y el músico están en constante movimiento como lo hace cualquier persona en la vida cotidiana. 

El arte es influyente en medida que el autor busque hacer que la gente entienda su obra, sea esta una poesía, una obra de teatro, una pintura, una pieza musical o una escultura. 

La gente, por su parte, está interesada en el arte si esta es hecha para el contexto en el que la gente vive. 

Conjuntando estas dos partes el arte puede o no ser influyente, puede hacer pensar a la gente o simplemente le puede gustar lo que ve. 

Esta situación se ha vivido desde el Renacimiento, Barroco, Clasicismo, Romanticismo y demás épocas, y tenemos los creadores de arte de hacer arte simple, sencillo, no rebuscado.

O sea retratos, paisajes, bodegones, melodías claras que se entiendan, lecturas sencillas y después habiendo creado ya un público, entonces si empezamos con obra abstracta, disonancias y literatura compleja.

No hagamos música para músicos, ni obra plástica para los plásticos; sino para el público común y corriente y llevémoslo de la mano hasta que le fascine el arte y pida cosas más elaboradas. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios