25 de Septiembre de 2018

Opinión

Autos, ruido y contaminación

El auto es el medio de transporte que produce más impactos negativos, no sólo ruido, y es el que más energía consume.

Compartir en Facebook Autos, ruido y contaminaciónCompartir en Twiiter Autos, ruido y contaminación

El pasado domingo poco después de mediodía un coche deportivo de color rojo hizo manifiesta la frustración de su conductor de no estar en el Gran Premio de México; reiteradamente pasó por las inmediaciones de la glorieta del centrito con un escándalo impresionante por sus aceleraciones y el ruido que producían, semejante a un coche de carreras sin silenciador. Y no es el único caso, como también es enojante el escándalo que producen los grupos de motociclistas que pareciera que compiten a ver quién hace más escándalo, casi siempre a horas inadecuadas.

El auto es el medio de transporte que produce más impactos negativos, no sólo ruido, y es el que más energía consume. Suele ser útil en trayectos específicos o en recorridos de puerta a puerta para transportar personas con problemas de movilidad. Su principal problema radica en su uso excesivo, que provoca la congestión e ineficiencia en el espacio vial. Su consumo energético a tasas de ocupación reales es más de cuatro veces que el de un autobús, lo que lo sitúa como el medio de transporte más ineficiente.

El auto es el principal foco emisor y principal responsable de la contaminación del aire en las ciudades, provocando serios efectos sobre la salud de las personas: irritación de ojos, superficies mucosas y pulmones, incrementos en la mortalidad por enfermedades respiratorias y cardiovasculares, pérdida de funcionamiento pulmonar y riesgo de incidencia de cáncer de pulmón.

Con sus elevados requerimientos de espacio y sus bajas tasas de ocupación, el automóvil es el principal responsable de los embotellamientos, que no sólo producen pérdida de tiempo, acompañada de afecciones en el estado de ánimo, sino que tienen también una fuerte repercusión en la economía familiar.

Volviendo al caso del ruido, a nivel mundial existen acuerdos en el hecho de que el ruido del espacio vial tiene efectos muy perjudiciales para la salud. Sus afecciones no son sólo las debidas a su efecto directo, sino también las relacionadas con exposiciones prolongadas: cansancio crónico, insomnio, enfermedades cardiovasculares, ansiedad, depresión, irritabilidad, jaquecas y cambios conductuales. Y no hablemos del mal uso del escandaloso claxon, que es realmente irritante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios