19 de Septiembre de 2018

Opinión

Benito Juárez está triste (segunda parte)

Durante toda su vida, Juárez practicó la honradez, la imparcialidad, la austeridad...

Compartir en Facebook Benito Juárez está triste (segunda parte)Compartir en Twiiter Benito Juárez está triste (segunda parte)

Durante toda su vida, Juárez practicó la honradez, la imparcialidad, la austeridad, la moderación. “Su obra histórica alentadora de un hombre que dejó profunda huella, a pesar de los infortunios personales, de su mismo origen y de los tiempos difíciles que le toco vivir”.

El Patricio de la patria fue un hombre de entrega y alto valor de servicio a la ciudadanía. “Gracias a su legado, hoy se puede disfrutar de uno de los principales derechos que el hombre tiene: La libertad”.

Juárez practicó la imparcialidad, la austeridad y la moderación, convencido de que el respeto del gobernante le viene de la ley y de su proceder honesto y no de apariencias y ceremonias.

“Por su sola dimensión humana, Juárez es digno de la admiración que el curso de los años no podrá disminuir. Por sus luchas y logros como político alcanza la estatura de estadista, y es modelo para gobernantes que aspiran a trascender”.

Una parte importante de la existencia de Juarez, es el ejemplo imborrable para los jóvenes mexicanos de hoy y de mañana: su voluntad de aprender, su devoción al saber, su capacidad para asimilar las grandes ideas y el análisis de los grandes dilemas de su tiempo, hazaña casi impensable, en un niño zapoteco de principios del Siglo XIX.

“Nada pudo impedir que Benito Juárez, instalado inicialmente en los confines de su lengua y cultura, se impusiera en su tiempo y junto con los mejores de la época, lo modificara para siempre. Así fue Juárez, un hombre fuerte que forjó su destino”.

Vivir la democracia, cumplir con las normas establecidas para la convivencia armónica, vivir plenamente en el respeto al derecho del otro, es la forma de seguir honrando al Benemérito de las Américas.

“El deber de seguir haciendo vigente su convicción absoluta, es traducir en los hechos la declaración de que el respeto al derecho ajeno es la paz, porque sólo en la paz puede el hombre crecer, cambiar y poder seguir buscando la construcción política y moral de un estado más equitativo”.

Juárez jamás fue como esos líderes comunes que son elegidos irresponsablemente, Que no tienen ideales claros, ni firmes y, se manifiestan siempre con mentiras, con acciones populistas, engañando al pueblo y, no les importa Mentir con tal de lograr usufructuar el poder, es inconcebible el espectáculo de instituciones como el involucrarse con sospechas de corrupción y en la participación de la narco política.

La herencia de El Benemérito de las Américas está y estará vigente por que la patria es firme y definida para liberar a nuestro pueblo de los grandes problemas que está viviendo en el orden social, en el de salud, en el económico, de seguridad, corrupción y ambición de poder por la contienda política de sucesión.

"Que se ejerza el poder y que jamás se comparta, menos con el crimen organizado, que el poder legislativo se ajuste al ejercicio de su mandato otorgado por el sufragio del pueblo y que con sigilidad republicana reduzca y elimine en su caso las cuantiosas prestaciones económicas que se han asignado a muchos funcionarios públicos porque en verdad son un insulto al pueblo y más al pueblo empobrecido".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios