19 de Septiembre de 2018

Opinión

Bésame Mucho

Las tardes lluviosas no sólo traen la suave brisa que refresca el ambiente...

Compartir en Facebook Bésame MuchoCompartir en Twiiter Bésame Mucho

Las tardes lluviosas no sólo traen la suave brisa que refresca el ambiente; con ellas viajan apretujados los rítmicos recuerdos que se transforman en nostalgia, como el lastimero canto de la torcasita que al caer el sol busca desesperadamente a su cría, sin encontrarla a veces. La música de Consuelito Velásquez y su internacional “Bésame Mucho”, tiene ahora en la película recién estrenada de Ismael Gómez Dantés, un nuevo homenaje que pretende no sólo divertir, sino también trasmitir a las nuevas generaciones el legado inmortal de una melodía que por varias décadas ha remitido al mundo el sello orgulloso de la canción mexicana.

Ismael Gómez Dantés, periodista y escritor avecindado desde hace muchos años en Cancún (orgullosamente quintanarroense para que quede más claro), cuenta que al terminar la preparatoria tuvo la idea de incursionar en el cine. Viajó a Europa en busca de una escuela de arte y más tarde cursó estudios de cinematografía en la Habana. Sus conocimientos profesionales de arte y guionismo fueron importantes para emprender el proyecto fílmico que ahora culmina como director y productor. En Cuba se dieron las condiciones, según explica, por el talento de los cubanos y porque también era ahí mil veces más económico la realización de la película. En Bogotá y en Cali, Colombia se realiza actualmente el “final cut” o corte final.

La película, filmada durante nueve meses y exhibida en premier el pasado 23 de octubre en el Cancún-Center, no tiene pretensiones ni de premios ni de reconocimientos oficiales, “es un divertimento que pretende entretener”. Sus locaciones en la Habana, Cancún e Isla Mujeres le dan un plus extra. La jocosa comedia, arropada en el argot caribeño, conjuga el talento histriónico de actores jóvenes que comparten su entusiasmo y vocación con la experiencia de quienes ya figuran profesionalmente en su localidad. Un guion chusco, entramado en los enredos amorosos de los personajes más disímbolos: un obsesivo vouyerista y su padre casado con un travesti; una abuela conservadora y una siquiatra muy profesional y candente que termina enamorándose de las persistentes obsesiones de su paciente…

Los bellos rostros y las sensuales caderas se suman a los maravillosos paisajes de las locaciones naturales.  La actuación de Ana Karla Suárez, célebre bailarina de un reciente video de Enrique Iglesias, resulta un motivo más para apreciar el filme de Dantés.  El equipo técnico pretende ahora realizar con el profesionalismo que los caracteriza, una versión superada de la película, más concentrada ahora en la figura de Consuelo Velásquez – a manera de documental musical de alta definición y de no más de dieciocho minutos- que inclusive pueda exhibirse en los festivales cinematográficos. “Bésame, bésame mucho que tengo miedo a tenerte y perderte después”, esa es la suave voz que enmarca la ópera prima de un quintanarroense cuyo sueño de incursionar en el séptimo arte, se ha cumplido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios