21 de Agosto de 2018

Opinión

Bibliotecas públicas II

Los recursos humanos y económicos que sostienen las bibliotecas retratadas en el libro provienen de diversas fuentes...

Compartir en Facebook Bibliotecas públicas IICompartir en Twiiter Bibliotecas públicas II

Si el libro de Stuart A. P. Murray, The Library (2009) coeditado por Skyhorse Publishing y American Library Association, me ha servido de pretexto para hablar de las bibliotecas públicas, en su lectura encuentro razones de sobra para explicar la importancia de un sistema bibliotecario público, gratuito y con suficientes sucursales para poder servir a cada sector de la población. Comparto contigo algunas frases halladas en sus páginas:
“Las bibliotecas son la memoria colectiva de la raza humana”.

“[Proporcionan] un lugar libre y abierto para reunirse, para aprender, para conectarse, para leer y para ser transformados”.

“Centro de excelencia en la producción y diseminación del conocimiento, lugar de diálogo, de aprendizaje y de entendimiento entre culturas y entre personas”.

“La misión de la biblioteca es proveer a la comunidad un fácil acceso a la información y al conocimiento, satisfacer sus necesidades de exploración cultural y de aprendizaje continuo”.

El alcance de las bibliotecas públicas va mucho más allá de tan sólo ofrecer libros. En su interior me he sentido como en casa aun estando lejos de ella, sus puertas siempre abiertas son una constante bienvenida, sus recursos disponibles para todos me han regalado el  sentido de pertenencia y de responsabilidad para con una ciudad distinta a la mía, mis constantes visitas me vuelven parte de la comunidad, me integran a ella, en su espacio he hallado amigos entrañables, en sus programas y actividades voy conociendo la ciudad, nuestras similitudes y diferencias.

Los recursos humanos y económicos que sostienen las bibliotecas retratadas en el libro provienen de diversas fuentes: donaciones de particulares, presupuesto gubernamental, iniciativa privada, voluntariado ciudadano, empresas que reducen impuestos con sus contribuciones. Además del financiamiento necesario, de su buena administración, se requiere el interés de la población, su involucramiento y participación para mantener vivo un proyecto bibliotecario. ¿Estás interesado?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios