15 de Octubre de 2018

Opinión

Blitzkrieg

Todo está conectado, nada está completamente aislado...

Compartir en Facebook BlitzkriegCompartir en Twiiter Blitzkrieg

Blitzkrieg es un término en alemán que se refiere a un método o táctica de guerra, muy usado en la Segunda Guerra Mundial, en el cual la fuerza atacante implementa una densa y poderosa concentración de diferentes tipos de armamento y formaciones de infantería, artillería, fuerza aérea, armamento mayor y toda clase de otros recursos disponibles, para intentar desarticular y romper la línea de defensa del enemigo con ataques cortos, rápidos y poderosos, empleando la velocidad y la sorpresa como elementos clave para alcanzar su objetivo.

En la vida diaria, podemos toparnos con problemas cuyo origen es muy específico y reconocible, en cuyo caso aplicamos soluciones igualmente enfocadas y directas, con alta probabilidad de éxito. Si a nuestro automóvil se le avería la batería, la cambiamos por una nueva y listo, el asunto está arreglado. En cambio, existen problemas que apenas atinamos a identificar sus consecuencias o manifestaciones, en las cuales subyacen orígenes diversos, muchas veces simultáneos y frecuentemente ocultos o difícilmente reconocibles.

Hoy, en nuestra amada Mérida, se propagan en chats, redes sociales y medios de comunicación una serie de imágenes, videos, grabaciones de audio, chistes, críticas, y manifestaciones de preocupación por la presunta inmoralidad y descaro con que se conducen los “jóvenes de hoy”, en especial durante las vacaciones de verano que localmente denominamos con el esnobista término de “la temporada”. 

No falta la opinión de quien dice que así ha sido siempre, sólo que ahora la facilidad con que corren las noticias y el uso de la tecnología al alcance de cualquiera para dejar evidencias lo hacen parecer más grave. Tampoco son escasas las voces que reclaman el derecho a dejar que cada quien “haga lo que se le pegue su regalada gana”, así sean actos descarados y públicos que muchos califican de inmorales.

Lo cierto es que todo está conectado, nada está completamente aislado. Cualquier acción tiene repercusiones que llegan hasta límites que no imaginamos. Lo que hoy estamos viendo no es más que el resultado de nuestro descuido en diferentes espacios y frentes, que no hemos sabido reforzar y proteger como comunidad. 

Si todos o la gran mayoría reconocemos en estas señales que quizá exista una enfermedad mayor y grave que padece nuestra sociedad, entonces ahí tenemos al enemigo, fuerte, bien articulado, al que tenemos que atacar con una versión de la Blitzkrieg a la yucateca. Nuestro ataque debe ser poderoso, amplio, con todo el armamento de que dispongamos, pero además urgente, rápido y sorpresivo.

Al mismo tiempo tenemos que construir comunidad, fortalecer nuestras instituciones, especialmente la familia, pero también actuar en consecuencia en el trabajo, en los negocios, en las organizaciones civiles y gubernamentales, evitar la discriminación, fomentar la equidad de género y los derechos humanos. Muchos preguntan: ¿Dónde están las autoridades, la Marina? ¿Dónde están los padres? ¿Dónde están los propietarios de las embarcaciones?

Yo pregunto: ¿Dónde carajos estamos TODOS?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios