24 de Septiembre de 2018

Opinión

Bolsillos llenos, mentes vacías

Los expertos han estado tratando de determinar por qué los niños asiáticos obtienen mejores notas que sus contrapartes de otros países.

Compartir en Facebook Bolsillos llenos, mentes vacíasCompartir en Twiiter Bolsillos llenos, mentes vacías

En el famoso libro de Ray Bradbury: “Farenheit 451”, Montag, el protagonista, un bombero cuya misión es quemar los libros por órdenes del gobierno, dice: No tienes que quemar libros para destruir una cultura: sólo haz que la gente deje de leer.

Según cifras de la Unesco y la última Encuesta Nacional de Lectura

• México ocupa el lugar 107 en consumo de lectura de 108 países. 

• En promedio el mexicano consume menos de tres libros al año (En comparación, el promedio de libros leídos al año por cada finlandés es de 47).

• Sólo el 2% de los mexicanos tiene un hábito real de lectura.

• 35% de los mexicanos nunca ha leído un libro. 

• 48% de los jóvenes nunca han visitado una biblioteca.

• 42% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión y sólo 12% prefiere leer.
Las cifras nos confirman y le ponen dimensión  a algo que ya sabemos: en México hay una crisis de lectores.

A la luz de las cifras anteriores llama la atención que el gobierno, a petición de los empresarios, haya decidido ampliar el periodo vacacional en Yucatán. ¡Vaya trueque! Más utilidades para los empresarios a costa de menos clases para los estudiantes. 

Los expertos han estado tratando de determinar por qué los niños asiáticos obtienen mejores notas que sus contrapartes de otros países y cada vez están más convencidos de  que les va mejor por una razón muy simple: tienen menos vacaciones. 

En Japón el año escolar es de 243 días, 220 en Corea del Sur, 216 en Israel, 200 en Holanda y Tailandia; mientras que en Yucatán con días feriados y puentes no llega a 180 días. 

Los países más avanzados del mundo saben que, en calidad y cantidad, la educación es fundamental para las economías que buscan ascender en las cadenas de valor y sofisticar productos y procesos.

En la novela Farenheit 451, Montag y los bomberos son los encargados de que la gente deje de leer; aquí en Yucatán parece que esta labor le corresponde a una política educativa de: Bolsillos llenos, mentes vacías.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios