22 de Septiembre de 2018

Opinión

Borge ataja “intrigas” en comida priista

Invitado de honor a la comida organizada por el chetumaleño Eduardo Ovando Martínez y su red ciudadana con tentáculos en todos los municipios, el gobernador Roberto Borge...

Compartir en Facebook Borge ataja “intrigas” en comida priistaCompartir en Twiiter Borge ataja “intrigas” en comida priista

Invitado de honor a la comida organizada por el chetumaleño Eduardo Ovando Martínez y su red ciudadana con tentáculos en todos los municipios, el gobernador Roberto Borge aprovechó el foro en el Club Campestre –a 200 metros de Casa de Gobierno– para atajar una versión fantasiosa sobre hechos consumados en el reparto de posiciones rumbo a 2016, desde gubernatura, presidencias municipales y diputaciones locales.

“Los militantes de mi partido, incluyendo a los aspirantes y el suspirante en cuestión, merecen todo el respeto. Yo tuve una reunión cordial que ya estaba pactada con el líder nacional (Manlio Fabio Beltrones) el día miércoles Han querido tergiversar con intrigas, con diatribas, con mentiras lo que platicamos. Hoy quisieron manejar que había sido un regaño”.

Roberto Borge convocó micrófonos para atajar tales versiones sin fundamento, en el escenario que congregó a tres aspirantes a la gubernatura: José Luis Toledo Medina (diputado federal), Raymundo King de la Rosa (dirigente estatal del PRI) y el alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui.

Borge hizo el posicionamiento para pedir respeto a la militancia, y destacó que las condiciones son opuestas a las de hace seis años y medio.

“El proceso electoral de Quintana Roo va a arrancar en febrero; somos el estado que más tarde va a arrancar su proceso electoral”, dijo en su intervención ante cientos de integrantes de la red alimentada por Eduardo Ovando, anfitrión del evento al que acudió el Presidente de la Gran Comisión del Congreso, Pedro Flota Alcocer, quien de nuevo persigue la candidatura a la silla que ocupa Abuxapqui.

El gobernador aprovechó el escenario vespertino a unos pasos del bulevar Bahía para destacar logros en seguridad pública, obra pública y asistencia social, con acciones y obras que vienen en camino.

Los tres aspirantes a la gubernatura –Chanito Toledo, Raymundo King Espinosa Abuxapqui – aprovecharon la oportunidad para repartir abrazos y saludos, en especial con el anfitrión Eduardo Ovando, quien dialogó muy en confianza con el diputado federal José Luis Toledo.

Poco después Eduardo Ovando conversó con el alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui, estampa que habría sido inconcebible hace algunos años porque entre ambos germinó una animadversión, acentuada cuando Abuxapqui desde su posición como alcalde en su primera época  se definió a favor del diputado federal Félix González Canto, cuando fue disputada la candidatura a la silla de Palacio de Gobierno.

Ya en 2010 Eduardo Ovando le devolvió la cortesía a Abuxapqui, al respaldar a Roberto Borge en su travesía rumbo a la gubernatura que dejó vacante Félix. El gesto irritó a Abuxapqui, acentuando su enemistad.

Los Eduardos tuvieron este viernes un cruce de palabras muy cordial, olfateando el asado que se prepara con miras a 2016, comilona a la que pocos son convocados. Pero Abuxapqui sabe que en primera instancia no contará con el valioso respaldo de su tocayo.

Entre los asistentes, Israel Hernández Radilla –regidor del Ayuntamiento capitalino–, quien prácticamente tiene en la bolsa la candidatura a la diputación por un distrito sureño que abarca los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar y José María Morelos.

No podía faltar uno de los caballos pura sangre de Eduardo Ovando: el diputado local Juan Manuel Herrera, quien saborea el suculento filete de la alcaldía de Bacalar que desalojará José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez.

Presente en el estrado, Luis Alamilla Villanueva, Secretario General Adjunto del PRI local y proyectado al menos para una de las diputaciones que logró conservar la capital del estado.

Y como siempre muy activo el cachorro de Eduardo Ovando: Eduardo Ovando Rivera, también presente en el ánimo de un gobernador que este viernes atajó versiones de fantasía. Porque en el juego de ajedrez faltan los movimientos culminantes.

Revive el desfile

Tras dos años sin el tradicional desfile cívico-deportivo del 20 de noviembre en conmemoración del aniversario de la Revolución Mexicana, nuevamente la avenida de los Héroes fue el escenario de la participación de miles de estudiantes, burócratas, sindicalizados y miembros de las corporaciones policiacas y fuerzas armadas que revivieron este festejo el pasado viernes.

Y es que en el 2013 y 2014 el desfile fue cancelado días antes de su realización por diferentes circunstancias. En noviembre de 2013 el conflicto magisterial estaba aún calientito y no existían las condiciones para realizar la conmemoración con la participación de las escuelas y los alumnos, además de que se habían perdido hasta ese momento casi dos meses de clases.

En 2014 la decisión de cancelar el evento se tomó por la presencia una zona de inestabilidad climática que provocaba alta probabilidad de lluvias, además de otros factores político-sociales que hacían poco conveniente para el gobierno estatal la organización del desfile.

Con las aguas calmas en este 2015, se tomó la acertada decisión de revivir la celebración y se hizo por todo lo alto, con una nutrida participación que prolongó el desfile en esta capital por más de dos horas.

Tan solo en Chetumal, se contó con la participación de 38 escuelas y 4 mil 630 alumnos de todos los niveles educativos, además de los contingentes de las dependencias de gobierno, de los distintos sindicatos y organizaciones gremiales, y de la participación siempre esperada de las fuerzas armadas y policiales que son el plato fuerte del recorrido.

Sin embargo la densidad de la participación provocó un verdadero caos en la céntrica avenida de los Héroes y sus alrededores, que aún sin el desfile sufre de congestionamiento crónico por las hordas de la burocracia que diariamente acuden a cumplir con sus labores en las dependencias ubicadas en la zona.

La Héroes ya es insuficiente para albergar la multitud de este desfile, por lo que debería replantearse la ruta para darle más realce y fluidez. Un derrotero óptimo podría ser el bulevar Bahía, que además de su amplitud, se conecta directamente con las sedes del Congreso local y del Palacio de Gobierno.

Porque recuperar la tradición del desfile es importante y positivo, ya que forma parte de nuestra identidad nacional, pero tampoco es necesario replicar eternamente los esquemas de cada año. Si algo se puede mejorar, hay que hacerlo, y la Héroes ya es obsoleta para la realización de este festejo cívico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios