19 de Septiembre de 2018

Opinión

Cada quien su izquierda

La irrupción de Andrés Manuel López Obrador como el más carismático dirigente de la izquierda en este siglo, desplazó a su otro referente histórico, Cuauhtémoc Cárdenas.

Compartir en Facebook Cada quien su izquierdaCompartir en Twiiter Cada quien su izquierda

No busques en mí respuestas, solo tengo preguntas.Florestán

En México nunca ha estado claramente definida ni delineada la izquierda ni sus cotos, solo sus protagonistas, que abarcan un enorme abanico. Esto no es una novedad.

Pero también debo decir que esa alineación nunca tuvo tal presencia como en el correr de este siglo.

Sin embargo, y como apuntaba ayer en este espacio, la izquierda y sus protagonistas son los principales enemigos de la izquierda; no la derecha, no el gobierno, ellos mismos, como está larga y dramáticamente documentado, y hoy se da una expresión más de que la unidad no es lo suyo.

La irrupción de Andrés Manuel López Obrador como el más carismático dirigente de la izquierda en este siglo, desplazó a su otro referente histórico, Cuauhtémoc Cárdenas.

Así, el tabasqueño fue dos veces candidato presidencial, Cárdenas le antecedió con tres, pero ya lo empatará en las elecciones de 2018.

Cuando López Obrador llenaba el Zócalo, solo había espacio para él, y el michoacano, que fue denostado en sus mítines, se lo cedió.

Hasta hace poco nada parecía acercarlos, apuntaba ayer aquí. Pero surgió la reforma energética, presentada cuidadosamente por el gobierno federal para no dar pié a un gran bloque de toda la izquierda que sumara a López Obrador y los suyos, al cardenismo con Cuauhtémoc y al PRD. Ese era el temor que, cuando resurge Cárdenas, se convirtió en preocupación gubernamental.

A la invitación que le hizo a López Obrador para marchar juntos contra esa reforma, la respuesta, vía Martí Batres, fue el desdén y la confirmación de la ruptura: Ya pintamos nuestra raya con el PRD, no iremos con ellos contra la reforma energética.

Y así, por interpósita persona, López Obrador dio forma a la mayor ruptura de la izquierda mexicana en tiempo modernos, que ni el común rechazo a la reforma energética pudo superar, pudo más el ego.

Y el gobierno respiró aliviado.

Retales

1. LOBOS. Hace años no tenía el PAN un político de la proyección de Ricardo Anaya, presidente del Congreso, y ya lo quieren cambiar por José González Morfín. ¡Párenlo, no vaya a crecer! Y luego se quejan de la falta de figuras azules;

2. ATENTADO. El gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero reveló que hay nueve detenidos por el atentado contra el presidente de la Canaco, Pioquinto Damián Huato, en el que resultó muerta su nuera. Tres fueron capturados por la Policía Federal, lo que abre una línea de investigación al crimen organizado; y

3. VELA. Había una propuesta para pedirle al presidente Peña Nieto que interviniera ante Carlos Vela para que lo convenciera y jugara en la selección. Pero al final no se atrevieron a llevarlo a Los Pinos. ¿No tendrán alguna otra sugerencia? Porque de pensar, ¡ni hablar!

Nos vemos mañana, pero en privado

[email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios