16 de Octubre de 2018

Opinión

Cadenas de valor y turismo

Siempre se ha pensado en el turismo como un dinamizador de la economía...

Compartir en Facebook Cadenas de valor y turismoCompartir en Twiiter Cadenas de valor y turismo

Siempre se ha pensado en el turismo como un dinamizador de la economía y como la posibilidad de generar desarrollo local; considerando que llegan al país más de 32 millones de turistas internacionales al año, y que tenemos un flujo interno que puede alcanzar hasta 80 millones de viajes anuales, el turismo está obligado no solo a generar beneficios a nivel macro (los cuáles son claros) sino también a apoyar a las comunidades y empresas locales.

En el turismo, más del 90% de las unidades económicas están representadas por Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MiPyMEs), que generan millones de empleos y dinamizan las economías de localidades, municipios y estados. Pero muchas veces les cuesta y trabajo integrarse a la cadena de valor de la actividad, por varias razones. Aquí tres:

La primera, porque muchas veces sus productos y/o servicios no cuentan con las condiciones mínimas para poder entrar al mercado turístico: les hace falta cumplir normas, tener mejores condiciones de empaque y profesionalizar sus servicios, entre otros.

La segunda, cuando ya tienen estas condiciones, muchas veces no alcanzan a tener producción suficiente para satisfacer las necesidades de una empresa de turismo; pensemos en un hotel de 500 habitaciones, que en temporada alta tiene que dar de desayunar, comer y cenar y atender necesidades de mínimo 1,000 personas, lo que requiere proveedores con amplia capacidad instalada.

La tercera, las condiciones de pago del sector a sus proveedores generalmente son difíciles para una MiPyME; una empresa familiar o comunitaria no puede esperar 60 o 90 días para recibir el pago de los productos que ingresan a la empresa turística, lo que los deja fuera de mercado.

Entonces, si existen estas condiciones ¿es posible generar derrama económica a las comunidades locales a través del turismo? 

En definitiva si; aunque esto requiere no solo un cambio en las políticas de compra de las empresas y de la capacidad instalada y de reacción de las MiPyMEs, requiere también políticas públicas de fomento y el desarrollo de nuevos emprendimientos que puedan tomar el riesgo de funcionar como enlaces entre ambos mundos.

La estrategia que han seguido hasta ahora las instituciones de gobierno ha sido el exponer a los productores en ferias o exposiciones en las cuáles asisten los compradores (gerentes de ventas de empresas turísticas) generando una vinculación, citas de negocios y en algunos casos, compra en el momento o posibilidad de tener un contrato.

Pero creo que no es suficiente y esto no resuelve el problema; desde mi punto de vista, la solución podría darse con las siguientes acciones, que no son sencillas, pero para las cuáles ya existen algunos ejemplos.

Uno, generar una política de vinculación empresa – productor; apoyar, mediante incentivos fiscales, a empresas que consuman local y con financiamiento a productores que demuestren calidad en sus productos y capacidad e interés de hacer crecer sus negocios.

Dos, que las empresas grandes empiecen a aportar capital a productores locales para dinamizar su producción; convertirse en tractores de empresas pequeñas, que requieren inversión, y hacer aportaciones a empresas pequeñas que les resuelvan una necesidad puntual. No puede pensarse en cambiar las cosas si no se da un primer paso, y considero que las empresas pueden apostar por estos pequeños negocios y probar los resultados; tienen mucho más que ganar que lo que pueden perder.

Tres, lograr que las políticas de compra de los hoteles cambien cuando se habla de productos locales, orgánicos, de comercio justo; lograr disminuir los periodos de pago y que puedan capitalizar a través del marketing este apoyo que hacen a las comunidades.

Cuatro, incentivar a jóvenes empresarios a que se vuelvan pequeños intermediarios justos de estos productos; ser el vínculo entre la gran empresa y los pequeños productores.

Sin duda hay mucho que hacer, pero existe el potencial y sobre todo, una gran responsabilidad para hacerlo y generar realmente un desarrollo económico local.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios