22 de Septiembre de 2018

Opinión

La calidad del agua en la playa

La calidad del vital líquido para uso recreativo en centros turísticos es un factor primordial para garantizar la protección de la salud.

Compartir en Facebook La calidad del agua en la playaCompartir en Twiiter La calidad del agua en la playa

En esta temporada de vacaciones miles de personas acudimos a disfrutar de las playas aprovechando tanto su cercanía como su belleza. Cada año las autoridades federales realizan un estudio de la calidad del agua de nuestras playas en donde determinan cuáles son las zonas con menor cantidad de contaminantes y que son propicias para disfrutar sin peligro. La calidad del agua para uso recreativo en centros turísticos es un factor primordial para garantizar la protección de la salud; estudios del agua marina y playas indican que las enfermedades de las mucosas, de la piel y digestivas de los bañistas están directamente relacionadas con los niveles de contaminación fecal. Existe un indicador que determina los niveles de contaminación y que lleva a las autoridades a monitorear de manera constante los cuerpos de agua y emitir recomendaciones y alertas sanitarias. El indicador bacteriológico más eficiente para evaluar la calidad del agua de mar para uso recreativo son los enterococos fecales, dado que resisten a las condiciones del agua de mar. Los enterococos fecales forman un subgrupo de los estreptococos fecales relacionado con enfermedades como gastroenteritis, respiratorias, conjuntivitis y dermatitis, entre otras. 

Derivado de estos riegos se considera que en la mayor parte de las playas del país existen factores que afectan la calidad del agua, como drenajes pluviales, descargas de aguas residuales tratadas, asentamientos irregulares que no cuentan con infraestructura de saneamiento adecuado, embarcaciones, actividades de comercio informal, incluso el fileteo. Otro factor importante es la gran afluencia de bañistas en ciertas temporadas del año. Por ello resulta necesario mantener una vigilancia permanente de la calidad del agua de nuestras playas que permita tener un programa preventivo y alertar a los usuarios antes de entrar al  mar, dependiendo de los niveles de enterococos detectados. Esta temporada, según la Semarnat, las playas más limpias son Chelem, Santa Clara, Río Lagartos y El Cuyo, es decir son las zonas donde se presenta la menor cantidad de agentes contaminantes, esto no quiere decir que las demás playas no sean aptas para bañarse, sólo se menciona el resultado de los estudios que dan certeza a los monitoreos.

 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios