18 de Febrero de 2018

Opinión

La carga y nuestras calles

La regulación del transporte de carga debe definir y aplicar políticas que rijan la prestación de estos servicios dentro del espacio urbano.

Compartir en Facebook La carga y nuestras callesCompartir en Twiiter La carga y nuestras calles

Hace unos días, cerca de la glorieta del Centrito, ocurrió un accidente vial más, ocasionado por los enormes camiones y tráileres de carga que circulan de manera inadecuada por nuestras calles a todas horas; fueron derribados postes de energía eléctrica, dejando durante muchas horas a varias colonias sin este suministro.

Sin duda la distribución de carga constituye un elemento importante en el desarrollo económico de una ciudad, pero esta actividad requiere cumplir con características específicas que eviten la afectación del funcionamiento y la calidad del espacio vial.

Esta importancia del transporte de carga hace que sea necesario tener avances continuos en su operación, que, al mismo tiempo que mejoren las condiciones de operatividad y seguridad de nuestras calles, permitan un mejor escenario de tiempos y costos en su operación.

La regulación del transporte de carga debe definir y aplicar políticas que rijan la prestación de estos servicios dentro del espacio urbano, como la necesidad de tener estaciones de transferencia desde las cuales la carga foránea sea distribuida en vehículos adecuados y en horarios específicos, con el propósito de disminuir los impactos negativos en la seguridad y el funcionamiento vial, la emisión de contaminantes atmosféricos, el daño en los pavimentos por el peso de los vehículos y el ruido.

Es inaceptable ver circular a cualquier hora por el Paseo de Montejo destartalados camiones transportando escombros, o enormes tráileres interrumpiendo el  tránsito vehicular al maniobrar para acceder al estacionamiento de una plaza o un supermercado; yo creo que ninguno de estos camiones y tráileres de carga, con anchos y alturas inapropiados para el espacio vial urbano, deberían circular dentro de la zona delimitada por el Periférico, en cuya vecindad podrían estar las estaciones de transferencia.

Complementariamente, es necesario regular las zonas y horarios de carga y descarga en la ciudad, definiendo cuáles calles se pueden utilizar para el transporte de carga con vehículos adecuados, estableciendo pesos y dimensiones máximos para cada unidad, todo ello con un marco regulatorio que establezca las penalizaciones a quien no respete estos señalamientos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios