22 de Septiembre de 2018

Opinión

Cementerio industrial en Chetumal

Cuando uno ingresa o está a punto de abandonar Chetumal, puede contemplar los despojos de lo que fue el Parque Industrial presumido por el gobernador Pedro Joaquín Coldwell...

Compartir en Facebook Cementerio industrial en ChetumalCompartir en Twiiter Cementerio industrial en Chetumal

Cuando uno ingresa o está a punto de abandonar Chetumal, puede contemplar los despojos de lo que fue el Parque Industrial presumido por el gobernador Pedro Joaquín Coldwell al concluir su mandato, el 1987.

Se trata de una extensión dominada por la maleza y el abandono, refugio de alimañas que a mediados de los 80s fue una esperanza hecha realidad, ya que en 1986 había sido ocupada la totalidad de su superficie de 240 mil metros cuadrados, totalmente urbanizados.

El gobierno del estado invirtió para consolidarlo en 1982, con una certera visión que con el paso del tiempo fue dominada por las telarañas, por el éxito de la industria turística que dejó en el olvido a los sectores primario y secundario de la economía.

Ese año se habían instalado 23 empresas industriales, todo un logro si tomamos en cuenta que en esa época la vocación de la capital del estado era el comercio de importación, cuyo auge mantuvo anclados a los comerciantes que dijeron no al proyecto Cancún, decisión que han lamentado hasta ahora.

Recordemos que el gobernador Pedro Joaquín Coldwell instaló parques industriales en Chetumal, Felipe Carrillo Puerto y Puerto Morelos (Cancún). Cuestión de evaluar el estado de los tres.

Los despojos del Parque Industrial de la capital del estado permanecen como un reclamo lanzado no precisamente a los gobernantes, sino a los empresarios que no han estado a la altura del desafío.

En algún momento se debe reactivar este proyecto tan importante, aunque gobierno del estado y empresarios deben ir de la mano, aunque muchos de ellos están muy cómodos en el sector público.

El desafío de Abuxapqui

Hecho trizas el alcalde capitalino Carlos Mario Villanueva Tenorio,  Eduardo Espinosa Abuxapqui quiere tomar la batuta como el político chetumaleño mejor ubicado, teniendo en sus manos una pelota explosiva como lo es la alcaldía capitalina. 

Pero el Ayuntamiento que Abuxapqui tuvo en sus manos de 2002 a 2005 ahora es otra cosa, con deudas por doquier y pagos pendientes con irritados proveedores y malas cuentas en todas las líneas.

Incluso, Abuxapqui deslizó la posibilidad de solicitar un préstamo, único recurso cuando se tiene la soga al cuello. Pero estas acciones reducen el margen de maniobra de administraciones como la capitalina, llevándolas al colapso.

Pero debe entrar en acción la capacidad política del nuevo alcalde que ya conoce las entrañas del monstruo, algo complicado por cierto.

Aunque no quiera, el futuro alcalde tendrá que despedir personal, pero además se le complicará el pago de los sueldos y prestaciones, además de despedirse de proyectos que son muy bien recibidos en Chetumal, como la modernización de la avenida de Los Héroes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios