24 de Septiembre de 2018

Opinión

CFE, moderno Caronte

Mi comentario de hoy tiene como detonante lo vivido hace algunos días cuando inexplicablemente mi “recibo de la CFE” mostró un incremento del 100%...

Compartir en Facebook CFE, moderno CaronteCompartir en Twiiter CFE, moderno Caronte

Muy “ad hoc” con estos días que se avecinan y en los cuales recordamos a nuestros fieles difuntos, traigo a colación a un ente mitológico, me refiero a Caronte. Brevemente les diré que este personaje era el barquero encargado de guiar las sombras errantes de los muertos de un lado a otro del río Aqueronte y cuyo precio era una moneda debajo de la lengua.

De igual manera, en pleno sigo XXI, el Caronte moderno se viste con elegante traje y con gracia y facilidad verborreica emite argumentos falaces, que intentan convencernos sobre las bondades de “medidores de luz inteligentes” y tarifas ahorrativas que impactan benéficamente en el bolsillo del consumidor. ¡Lo anterior es un verdadero insulto a la inteligencia del yucateco!

Lo que sí es seguro es que “más de una moneda es necesario pagar” para que te puedan llevar de la oscuridad a la luz, aunque esto represente ahogarte en la inexpugnable niebla de las deudas. ¿Y cómo salir de esta espiral impunemente respaldada por nuestros gobernantes?

Sí, seguro te has identificado con el escenario dantesco que como secuela deja cada bimestre o cada mes en quienes reciben “puntualmente y sin falta sus recibos de electricidad”. Como cientos de miles, antes de terminar el horario de verano, los cobros a usuarios se incrementaron entre un 50% y/o 100% de lo que regularmente acostumbrabas pagar.

Ah, pero no te preocupes, te asiste la razón, por lo que amablemente te recomiendan hablar al 070 -nunca lo intentes desde tu celular, tardan tanto que se acaba el crédito y después de pagar tu energía del período, no te queda ni para el “tehuano”-, y será levantado un reporte que servirá como argumento para que se metan a tu casa a detectar si existe alguna fuga que explique tu debacle económica. Como decíamos en mi época: ¡No me estoy chupando el dedo! ¿Acaso, cual epidemia, tantos miles fueron contagiados al mismo tiempo? ¿Tendrá algo que ver con la transformación de empresa paraestatal a EMPRESA PRODUCTIVA DEL ESTADO? ¿Querrá decir contra el pueblo?

Mi comentario de hoy, obviamente, tiene como detonante lo vivido hace algunos días cuando inexplicablemente mi “recibo de la CFE” mostró un incremento del 100%. Quiero aclarar que no me han cambiado el medidor, ni tampoco es inteligente, más bien es del tipo estafador y aquí sí aplica la frase de Villa: “Primero fusilo y después viriguo”.

Ya para concluir, dejo muy claro que mi incomodidad y reclamo nada tiene que ver con los empleados de CFE que -siguiendo con el tema de fieles difuntos- ni vela tienen en el entierro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios