21 de Septiembre de 2018

Opinión

Charales al banquillo en Chetumal

Con un hermetismo que deja entrever un entendimiento entre el alcalde capitalino Luis Torres Llanes...

Compartir en Facebook Charales al banquillo en ChetumalCompartir en Twiiter Charales al banquillo en Chetumal

Con un hermetismo que deja entrever un entendimiento entre el alcalde capitalino Luis Torres Llanes y su antecesor Eduardo Espinosa Abuxapqui, esta semana se reveló que la Contraloría municipal llamará a comparecer a ocho pequeños ex funcionarios por supuestas irregularidades, aunque sus nombres quedaron tan ocultos como secreto de Estado.

Miguel Palomo Tuyub, el nuevo Contralor del Ayuntamiento chetumaleño, confirmó que están citando a ocho ex colaboradores de Espinosa Abuxapqui por irregularidades diversas no precisadas.

Según el Contralor, con estas comparecencias se está dando inicio a los procesos contra el gobierno anterior para que respondan por sus acciones y en su caso subsanen las irregularidades o sean sancionados.

Los citados a comparecer serían funcionarios con categoría de pececitos –como directores y jefes de departamento–, dejando de lado a tiburones como el ex secretario general Jorge Aguilar Cheluja y el ex alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui.

Estaríamos ante una simulación porque no se está haciendo justicia y se privilegia la impunidad, tapando los malos manejos con la indeseable política del “borrón y cuenta nueva”. Porque los ocho citados no son más que insignificantes charales que ni siquiera serían sancionados con todo el rigor de la ley.

Es evidente que a Luis Torres Llanes se le acumulan los problemas en la choza municipal, pues sin suficientes reservas monetarias para maniobrar ya tuvo que aplicar un primer recorte a las compensaciones de los empleados municipales que pusieron el grito en el cielo, pues este ingreso adicional es en muchas ocasiones superior al salario.

Y con diciembre tocando la puerta, el Ayuntamiento tendrá que maniobrar para cubrir todas las prestaciones de fin de año para sus trabajadores, presión enorme para un alcalde que soporta exigencias tan enormes, obligado a entregar resultados revolucionarios por su condición de ex priista postulado por la coalición PAN-PRD, la misma que escoltó a Carlos Joaquín González hacia Palacio de Gobierno.

La apuesta para resolver desafíos inmediatos consiste en una buena recaudación del impuesto predial. Mientras tanto, los verdaderos responsables del quebranto del Ayuntamiento andan tan relajados y con doble fortuna: monetaria y de la buena suerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios