15 de Noviembre de 2018

Opinión

Chetumal en vilo

El inminente aumento del 11 al 16 por ciento del IVA en zonas fronterizas tiene al borde en pleno ataque de nervios a...

Compartir en Facebook Chetumal en viloCompartir en Twiiter Chetumal en vilo

El inminente aumento del 11 al 16 por ciento del IVA en zonas fronterizas tiene al borde en pleno ataque de nervios al sector empresarial de una capital del estado que vive una de sus peores épocas, con un elevado nivel de desempleo –consecuencia de los despidos en el Ayuntamiento capitalino y el gobierno del estado – y el cierre de empresas de todo tipo, vencidas por las franquicias esparcidas por doquier.

El estado del sur es muy grave, ya que los bolsillos vacíos se combinan con adeudos contraídos cuando se disfrutaban sueldos decorosos, cortados de tajo o reducidos drásticamente por el retiro de las jugosas compensaciones, la parte más significativa de los sueldos de la burocracia.

Los bolsillos vacíos –las casas de empeño ya no son opción para estos desempleados que empeñaron sus pertenencias – y los sueldos raquíticos de ahora son una dolorosa realidad para miles de familias que dejaron de ser clientela, aunque no ha llegado lo peor.

Los primeros afectados fueron los empleados municipales por el naufragio de una administración municipal capitalina que aún no retorna a su carril, debido a la severidad de los daños causados en las dos últimas “administraciones”.

En la Cámara de Diputados se daría una mala noticia a las zonas fronterizas, siendo Chetumal uno de los grandes afectados por su grado de vulnerabilidad que lo hace depender del sector público, obligado en estos momentos a lanzar a la calle a cientos de empleados, conservando a otros con un sueldo pulverizado.

Una opción planteada es el aumento gradual en el porcentaje del IVA, a fin de que el impacto sea gradual y permita a los comerciantes asimilarlo.

A todo esto, ante el aumento en el nivel de desempleo tendrán que ser modificadas muchas proyecciones de fin de año en el plano municipal, concretamente en cuanto a la recaudación del impuesto predial que aporta recursos inmediatos a fines de año, y que son oro molido para oxigenar las finanzas.

Una drástica caída en la recaudación puede poner en aprietos al Ayuntamiento capitalino que enfrenta una situación anticipada y que por momentos adquiere tintes más oscuros.

Esta dolorosa realidad del sur de Quintana Roo no la pueden detectar en el altiplano, donde tan sólo existe la frontera norte con Estados Unidos, dejando en el olvido a una frontera muy compleja y que precisa un salvavidas.

Por lo pronto, parece inminente el aumento del IVA que pasaría del 11 al 15 por ciento en zonas fronterizas, dando el tiro de gracia a esta región del país que siempre ha sido olvidada a nivel central.

Pero no hay que perder pese a todo la esperanza, confiando en una opción que no condene al sur de Quintana Roo, como ha ocurrido en otras ocasiones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios