20 de Septiembre de 2018

Opinión

Circonvención Mexicana, expresión de un arte legendario

¡El Circo…! ¿Fusión artística? ¿Espectáculo milenario? o ¿encuentro mágico, sorprendente y evolutivo...

Compartir en Facebook Circonvención Mexicana, expresión de un arte legendarioCompartir en Twiiter Circonvención Mexicana, expresión de un arte legendario

¡El Circo…! ¿Fusión artística? ¿Espectáculo milenario? o ¿encuentro mágico, sorprendente y evolutivo de las disciplinas circenses? Las respuestas varían, pero lo significativo es que se trata de un tradicional círculo fraterno que brindará las bases de un show… ese, que a pesar de todo, debe continuar. Es por este motivo y muchos más, que en Homo Espacios hacemos un sencillo homenaje al rey de las risas, asombro y creatividad escénica, entre los diferentes enfoques sobre sus orígenes, el primer circo tradicional ecuestre que existió, su desarrollo internacional, su conquista en el continente americano y los nóveles circos mexicanos, hasta llegar al conocido “circo nuevo”, así como la realización de la principal convención de circo contemporáneo independiente de México: la Cirkonvención Mexikana, misma que llegará a su novena edición entre fuegos nocturnos y una selecta gala, que seguramente no querrás perderte.

Vivencias de un infante que en aquellos actos circenses se maravillaba con tanta belleza, iluminación de la inocencia, payasos que arrancaban carcajadas, el arte del silencio de un mimo que mantenía la expectativa en su acto, el ingenio de esos malabaristas, los dueños del aire en el trapecio o gimnastas que entre suertes ecuestres atrapaban las miradas del público… recuerdos que a través de los años el olvido se ha vuelto dueño, pérdida de manifestaciones culturales que gracias a la falta de apoyo o desinterés gubernamental, así como del desdén social o la falta de difusión en medios que dan prioridad a telenovelas sin sentido, han provocado que este tradicional espectáculo haya perdido fuerza.

Más allá de una discusión política sobre el uso de animales en carpas, hablo de jóvenes profesionales que empujan el circo contemporáneo de forma independiente, verdaderos talentos formados en las principales escuelas circenses de Europa, que no utilizan animales… y el pero, las puertas cerradas, así como una incongruente adversidad o mejor dicho, el desinterés de algunos funcionarios que no destinan los recursos a los que verdaderamente hacen algo por nuestro país, la emancipada clase cultural, la que sobrevive gracias al pueblo, esa que desaforadamente y en muchas ocasiones se expresa en las calles, ellos, nuestros artistas legítimos.

Algo de historia…

Existen muchas versiones acerca de los orígenes del circo. Algunos dicen que los chinos hace más de dos mil años fueron los iniciadores con su “arte acrobático” que data de algunos milenios atrás, otros afirman que la acrobacia ya existía desde la cultura mesopotámica, aunque algunos antropólogos señalan que los malabaristas aparecieron en el Oriente Medio hace más de tres mil años. La hipótesis más aceptada dentro de este núcleo de expertos circenses, es que fue en Italia, con el “Circo Romano”, cuando este arte apareció, ya que su palabra proviene de esa civilización y cuyo significado es “círculo”; lo extraño es que los primeros circos no eran circulares, mas bien rectangulares, por ejemplo, el primer registro arquitectónico se dio en Roma con el “Circo Máximo” construido completamente de madera y el cual tenía esta forma. También existen otras hipótesis que apuntan que fue en la Edad Media con los “saltimbanquis italianos”, considerados como prestidigitadores que hacían acrobacias, quienes aportaron algo a los inicios del circo. Incluso se cree que los aztecas brindaron algo a las artes circenses con sus malabares utilizando los pies, entre otras tantas explicaciones sobre los umbrales del circo.

El año donde los distintos puntos de vista convergen fue en 1768, cuando el ex sargento mayor de caballería, Philip Astley,  crea en Londres, Inglaterra, una escuela de equitación, en la que construyó un círculo o “circo”, cuyas medidas son las que actualmente cuentan el aro principal de las carpas y es considerado como el padre del circo tradicional. Así es, mis estimados homoespacieros, los primeros actos circenses en forma fueron a caballo, aunque poco tiempo después el sargento Astley incluyó a malabaristas y acróbatas en su espectáculo ecuestre. Respecto a los payasos, algunas teorías afirman que fue gente que ayudaba a montar estos escenarios y que a causa de la bebida, las tareas comunes parecían algo  imposible, lo que provocaba cierta comicidad en su actuar, aunque otros asientan que fueron personajes tomados del “teatro isabelino”. En fin, el espectáculo más antiguo del mundo comenzaba su historia.

América, por su parte, no tardó en recibir esta nueva manifestación artística, ya que en 1793 el ecuestre cirquero británico John Bill Ricketts abre el primer circo en Philadelphia, Estados Unidos, y en 1797 repite la proeza en Montreal, Canadá. La primera carpa de lona fue realizada por el empresario Joshuah Purdy en 1825 y en 1871 aparecen los llamados “fenómenos”, tanto en humanos como en animales, aporte de los promotores Phineas Taylor y Wlliam Cameron.

El boom del circo a nivel mundial en el siglo XIX se extendió con rapidez por los cinco continentes, al incluir mayores elementos, así como disciplinas al espectáculo, hasta que  después de la Primera Guerra Mundial, el circo ecuestre fue sustituido por actos de trapecio, bailarines de cuerda floja, malabarismo y “clowns estrellas”. El gobierno de la Unión Soviética, al ver esta decadencia circense, en 1927 crea el Colegio Estatal de Circo y Variedades Artísticas, o la reconocida escuela del Circo de Moscú, que en 1950 desplazara a las familias tradicionales de circo con sus instruidos artistas.

En materia de festivales, en 1975 el príncipe de Mónaco realiza el glamuroso Festival Internacional de Circo de Montecarlo, que por cierto, del pasado 11 al 21 de enero llegó a su edición número 38 y que otorga diferentes premios.

El circo contemporáneo

Los orígenes del circo contemporáneo se remontan a 1974, cuando una compañía de jóvenes payasos, acróbatas y malabaristas australianos llamada “Nuevo circo” comienza a hacer actos un poco más conceptuales, estéticos e innovadores.

Algunos planteles de enseñanza que empezaron a realizar esta nueva tendencia circense fueron: la Escuela de Nueva York para las Artes del Circo, en 1977; el Circo Roncalli de Alemania, que aparece también en ese año; Guy Caron, por su parte, funda la Ecole Nationale de Cirque (1980) en la metrópoli canadiense de Montreal y para 1984, Guy Laliberté crea el icónico Cirque du Soleil, en Quebec, Canadá.

Otras manifestaciones circenses que también han logrado algún desarrollo son: el "noir cirque", creado en 2004 por la compañía estadounidense PURE Cirkus y en Reino Unido el "pop-circo" ha tomado gran aceptación entre el circo urbano.

Y México…

La historia del circo mexicano se cree que inicia en el periodo virreinal, aunque las artes circenses, por denominarlas de alguna forma, se vivían en las calles. Esto fue hasta que en 1802, el circo ecuestre del inglés Philip Lalison, realizó algunas acrobacias en su caballo y para 1831 el estadounidense Charles Green presentó las primeras pantomimas circenses en nuestro país. Pero fue hasta 1841 que nace el primer circo mexicano, el “Circo Olímpico” de don José Soledad Aycardo.

En el siglo XX aparecen grandes familias de cirqueros como los Vázquez y Fuentes Gasca. Los Atayde Hermanos inician en 1888. También a finales del siglo XX surgen algunos personajes que comienzan a educar sobre el circo contemporáneo en México, por ejemplo el maestro ucraniano Anatoli Lokachtchouk, pionero de la técnica ”clown” en México y personaje clave en las artes circenses y disciplinas corporales de nuestra nación, así como los hermanos Kaluris, malabaristas y acróbatas de alto nivel.

Actualmente compañías como Cirko de Mente, Rodará, Submarino Morado y Cracovia 32 son algunas de las principales academias que enseñan, difunden y sostienen el llamado circo contemporáneo independiente.

La Cirkonvención Mexikana

Corría el año 2005, cuando una de nuestras musas homoespacieras, Andrea Peláez, así como  Leonardo Constantini –fundadores de Cirko de Mente-, realizan la primera edición de la Circonvención Mexicana, con la asistencia de cuatro artistas internacionales y 100 convencionistas en San Miguel de Allende, Guanajuato. Desde este momento el circo contemporáneo independiente comenzaría una nueva aventura que está por llegar a su novena edición, del 23 al 26 de octubre próximo, en el Centro Vacacional Oaxtepec, en el Estado de Morelos.

La Cirkonvención es un espacio donde distintos artistas circenses, nacionales o internacionales, se reúnen para exponer su talento o aprender nuevas técnicas, donde durante cuatro días la emoción por el circo se vive en la piel, aunque detrás de este evento el esfuerzo de jóvenes artistas ha sido más que demandante.

En entrevista, la actual directora general de la Cirkonvención Mexikana, Paola Avilés, nos comentó que en la segunda edición, el Festival Rodará, de arte callejero y Circo Sentido, se integran al proyecto, y la sede en esa ocasión fue la ciudad de Puebla (2006); para la tercera, el As del circo, Rafael Bravo, así como Pao y Aurelio de la Lama se suman al comité organizador, al regresar a San Miguel Allende (2007) nuevamente para celebrar la convención; en la edición número cuatro en Xilitla, San Luis Potosí (2008), el logo nace y los problemas económicos también; tardan dos años para realizar la quinta edición pero en la Ex Hacienda Cuautitla la Luna, en Morelos, la cual fue sede para las siguientes tres ediciones.

En la novena edición el espectáculo se torna aún más interesante, ya que el Centro Vacacional Oaxtepec con su gran oferta de alojamiento es una gran opción para convivir con lo mejor del circo contemporáneo, talleres, conferencias, conciertos y espectáculos en vivo. La distribución contará con una zona de campamento de los artistas y para aquel aventurero que quiera estar cerca de los 200 artistas invitados, en el estadio de Oaxtepec se colocarán tres carpas: la principal, donde se realizarán los importantes shows y talleres con ponentes internacionales; la carpa nómada, en la que habrá también actividades académicas sobre el circo y otra pequeña para otros talleres. Igualmente, se instalará una zona de comida y venta de artículos circenses -donde incluso podrás hacer tu propia playera  serigrafiada-, un teatro para disfrutar diferentes funciones, proyecciones fílmicas sobre el circo y actos de diferentes compañías, así como diversas disciplinas en la plaza.

Las principales actividades durante estos cuatro días son: el jueves, el desfile y las varietés, así como un concierto de música balcánica; viernes, la presentación de la banda Viernes Swing, la noche de gala de fuego y las clases de Lindy hop; para el sábado, Gala de varieté de primer nivel, con los maestros del circo contemporáneo nacional e internacional, así como la fiesta con la Calacas Jazz Band y la Triciclo Circus Band; finalmente el domingo, con las Circolimpiadas, mismas que han roto récords latinoamericanos y aquellos que deseen quedarse pueden convivir con los cirqueros en la “Varieterna”  y  escuchar música en vivo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios