16 de Octubre de 2018

Opinión

Cita impostergable con la Orquesta Sinfónica de Yucatán

Este compromiso resulta fundamental para mí, pues, fiel a la melomanía, estuve ahí en aquel primer concierto bajo la batuta del colombiano Juan Felipe Molano.

Compartir en Facebook Cita impostergable con la Orquesta Sinfónica de YucatánCompartir en Twiiter Cita impostergable con la Orquesta Sinfónica de Yucatán

Después de un largo verano en la ciudad sin música académica, por fin ha llegado la cita impostergable con la Orquesta Sinfónica de Yucatán, pues la noche de ayer abrió su nueva temporada, la número XX para ser exactos, lo que significa que ya van casi 10 años desde la fundación de la actual sinfónica.

Este compromiso resulta fundamental para mí, pues, fiel a la melomanía, estuve ahí en aquel primer concierto bajo la batuta del colombiano Juan Felipe Molano, cuyo concierto inaugural ocurrió el 27 de febrero de 2004, y desde entonces no he faltado a una sola temporada: sí, me ufano de haber desafiado múltiples impedimentos sociales y de haberme perdido, si acaso, uno o dos conciertos de cada programación.

En esta segunda parte del año, la OSY, fiel a su costumbre, ofreció un recital temático con motivos patrios en donde no podían faltar los ya clásicos favoritos del público, como lo son el “Danzón No. 2” de Arturo Márquez y el internacionalmente famoso “Huapango” de José Pablo Moncayo, acompañados de Concierto para piano (Ricardo Castro), Metro Chabacano (Javier Álvarez) y la Sinfonía No. 2 “India” (Carlos Chávez).

El concertista invitado fue el pianista Manuel Escalante, que ejecutó alegre y preciso la composición de Castro; su formación académica realizada en Viena le permitió sortear y tocar todas las notas con gracia y decoro. El único bemol que le encuentro a estos conciertos patrios es que en aras del gusto popular se reiteren cada año las mismas composiciones, pues el repertorio de la música mexicana para orquesta ciertamente da para mucho más. Incluir programas novedosos la haría del conocimiento del gran público en lugar de repetir siempre las piezas antes referidas.

Sin embargo, pese al dislate anterior, el resto de la temporada está por verse y escucharse, ya que el programa general nos indica que será pródigo en concertistas internacionales, instrumentos variados y directores huéspedes con amplia trayectoria, que visitarán la orquesta comandada con acierto por Lomónaco, su actual director, para hacer las delicias de los seguidores de nuestra querida y nunca bien ponderada sinfónica yucateca. Nos estaremos viendo por ahí...

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios