21 de Agosto de 2018

Opinión

Ciudad competitiva

En los últimos años, se ha observado una tendencia que consiste en que las ciudades se han convertido en las columnas de las economías nacionales...

Compartir en Facebook Ciudad competitivaCompartir en Twiiter Ciudad competitiva

El Foro Económico Mundial analiza, mide y publica desde 1979 el Indice de Competitividad Global, mejor conocido como GCI (por Global Competitiveness Index), con el cual mide la capacidad que tienen 144 naciones para proveer altos niveles de prosperidad a sus ciudadanos.

En la más reciente publicación, 2014–2015, México se colocó en el lugar 61, con un índice de 4.27, lo que significó un retroceso de 6 lugares respecto al año anterior, cuando se encontraba en el sitio 55 con 4.34 puntos. El país más competitivo del mundo es Suiza, con un índice de 5.7.

Para calcular este índice, se utiliza información pública disponible en los países incluidos en el informe, además de una encuesta de opinión ejecutiva. Para obtener el índice 2014-2015 se colectaron más de 14,000 encuestas respondidas por líderes de negocios de 148 países. 

La encuesta está disponible en 42 idiomas y México fue de los países que más encuestas válidas aportó, con 340. Se integran en el análisis mediciones amplias y específicas de diversos componentes que el Foro Económico Mundial denomina “Los Pilares de la Competitividad”, el primero de estos doce pilares es “Instituciones”. 

La calidad de las instituciones tiene una fuerte influencia en la competitividad y el crecimiento de una nación, se miden aspectos como burocracia, sobrerregulación, corrupción, honestidad, transparencia y confianza. Pronto analizaremos más a detalle algunos de esos 12 pilares.

El segundo pilar es “Infraestructura”, que, cuando es amplia y funciona eficientemente, resulta ser crítica para asegurar el funcionamiento efectivo de la economía. A cualquier país, contar con una bien desarrollada infraestructura,  extensa y de muy alta calidad le permite impactar positiva y significativamente en los niveles de crecimiento económico, así como reducir las desigualdades en el ingreso y en la pobreza.

En los últimos años, se ha observado una tendencia que consiste en que las ciudades se han convertido en las columnas de las economías nacionales. Hoy en México, más del 90% del PIB se produce en las alrededor de 70 ciudades con más de cien mil habitantes, por lo que el futuro económico del país dependerá en gran medida del desempeño eficiente de las actividades económicas en sus ciudades, y descansará en el desarrollo sostenido y sustentable de su infraestructura, equipamiento, servicios y sistemas urbanos. 

De continuar el descuido en el apoyo a sus ciudades estratégicas, México perderá competitividad aceleradamente. De hecho en los últimos 10 años, nos hemos mantenido entre el sitio 66 y 52 del GCI, pero en la última década del siglo pasado y hasta el umbral del siglo XXI, México solía encontrarse alrededor de la posición 35.

En la medida en que empecemos a ver a nuestras ciudades y municipios como los principales detonadores del desarrollo económico nacional, estaremos en posibilidad de fortalecerlos para que desempeñen un papel relevante en un mundo competitivo.

Mérida y su zona metropolitana requieren atender estos requerimientos, con una visión de largo plazo y con un alto enfoque hacia la sostenibilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios