26 de Septiembre de 2018

Opinión

Clima caliente

Los suspirantes a la alcaldía de Mérida, el priista Mauricio Sahuí Rivero y el panista Raúl Paz Alonzo, tuvieron sus contratiempos durante sus informe de labores.

Compartir en Facebook Clima calienteCompartir en Twiiter Clima caliente

El “fuego amigo”, por así decirlo, está a la orden del día. Concretamente en el ámbito político estatal, de por sí ya desatado y ahora más con los negros nubarrones que amenazan con depresión tropical, tormenta y lo que sigue de fenómenos naturales en la Península de Yucatán.

El fin de semana pasado, dos auténticos suspirantes a la alcaldía de Mérida, el priista Mauricio Sahuí Rivero y el panista Raúl Paz Alonzo, tuvieron sus contratiempos, pero alcanzaron a lanzar mensajes a manera de reto para que “oyeran” bien sus adversarios.

El viernes, en la Unidad Deportiva la Inalámbrica, el también legislador federal del tricolor, “Mau” Sahuí, aguantó la lluvia y con un buen coro de seguidores concretó su II Informe de labores. Para ello contó con la presencia de la ex mandataria Ivonne Ortega Pacheco –ahora secretaria general del PRI- y del líder de la Cámara de Diputados, el sonorense Manlio Fabio Beltrones.

La Inalámbrica estuvo a reventar, producto de una bien organizada estrategia de concentraciones, propia del Partido Revolucionario Institucional, y en la cual es muy ducho desde hace decenas de ayeres.

Pero don Sahuí es presa del “fuego amigo”. En su propio partido, hay gente y dirigentes que no lo quieren o, en su defecto, que no pueden ver ni en pintura a la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, ya que ella es “madrina” del legislador por Yucatán.

Días antes del evento de “Mau”, dirigentes de seccionales recibieron la instrucción de mandos del PRI para que no colaborasen y, por ende, trataran de hacer tronar el II Informe, por lo menos, reducirlo a su mínima instancia.

Pero no contaban con la astucia de los personeros de Sahuí y de su grupo político que comanda Ivonne Ortega. La orden de “muy arriba” era hacer fracasar el evento, pero sucedió todo lo contrario. El trabajito de Sahuí, desde hace seis años, de recorrer colonias y fraccionamientos, dialogar con los vecinos y sentarse a “tomar el fresco”, rindió frutos.

Los sectoriales del PRI se movieron, sí, pero para cobijar al diputado federal, y no hacer caso de las malas artes del bando contrario. ¿Nombres? Chequen a los otros aspirantes para la “joya de la corona” y saquen sus conclusiones.

No es necesario pensar tanto para saber que a los elementos identificados con Ivonne Ortega los otros bandos del tricolor les harán la vida pesada.

Algo similar sucedió con el panista Paz Alonzo (a) “Pacito”, ya que el mismo viernes, pero en la noche y en el parque de La Mejorada, planteó su II Informe de labores como diputado federal.

PRIMERA CAIDA.- Mauricio Sahuí Rivero no se fue por las ramas. Clamó por ser el abanderado del PRI a la alcaldía de Mérida y lo dijo de frente al gobernador Rolando Zapata con un “caballeroso” mensaje.

SEGUNDA CAIDA.- “Pacito” criticó, a su vez, a sus críticos que no lo dejan en paz por un desliz que tuvo en enero pasado, vinculado a una pachanga en Puerto Vallarta.

TERCERA CAIDA.- El “fuego amigo” apenas comienza. ¿A quién o a quiénes consumirá?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios