23 de Octubre de 2018

Opinión

De la mítica T´Ho o Jo´

Las celebraciones por el aniversario de Mérida se siguen realizando a partir de la perspectiva de los conquistadores.

Compartir en Facebook De la mítica T´Ho o Jo´Compartir en Twiiter De la mítica T´Ho o Jo´

Ahora que se cumplió un aniversario más de la fundación de Mérida, la cual fue erigida el 6 de enero de 1542 sobre los vestigios de la ciudad maya llamada T’Ho, cabe reflexionar sobre la óptica y la tónica de dichas celebraciones que, lamentablemente, se siguen realizando a partir de la perspectiva de los conquistadores, ninguneando a los nuestros, que no son otros que los colonizados.

Esto viene a cuento debido a que en redes sociales comenzó a circular una imagen de la portada de piedra de la Casa de Montejo, aquella donde se puede ver un par de soldadescas figuras paradas sobre unos cráneos. En la foto venía sobrepuesto el siguiente texto de Isaac Carrillo Can, poeta yucateco ganador del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2010 y profesor de la Escuela de Creación Literaria del CEBA:

“Hoy no celebro ninguna fundación. Celebro que a pesar de 474 años, la memoria de los antiguos pobladores de esta Ciudad sigue cantando en nosotros, sigue recordando que Jo´ es Jo´ y seguirá siendo Jo´” (sic).

Y es que tradicionalmente las representaciones siempre son generosas hacia Francisco de Montejo, dejando de lado el pasado prehispánico que tanto se esfuerza el Gobierno del Estado en “honrar y recordar” mediante iniciativas como el Festival Internacional de la Cultura Maya que se me figura como un mero cúmulo de espectáculos cuya excusa es lo “maya” con el único fin de erogar presupuestos para el supuesto turismo cultural de la entidad.

Lo mismo ocurre con el Ayuntamiento de Mérida, que ensalza lo mestizo –con excepción de las representaciones del juego de pelota, dignas de parques como Xcaret y Xel-Há-. ¿Pero dónde quedan la historia, la memoria de los pueblos originarios? Los gobernantes actuales perpetran una afrenta peor que el auto de fe de Landa al sistemáticamente dejar de lado estos aspectos de la celebración anual que se realiza con tal motivo.

A muchos no se nos olvida que existen dos Jo´s, dos Méridas: la blanca, la impoluta, la ciudad de la paz de las postales y demás farsas turísticas. También está la otra, la del racismo, discriminación y desigualdad social, la de los crímenes pasionales no resueltos y la de los feminicidios.

Si algo tienen en común estas dos ciudades es la desmemoria. Me uno pues al festejo de los memoriosos, a los de la resistencia, a los que todavía claman por dignificar la cultura maya y no la estatua de Montejo en el mal llamado “remate” de la homónima avenida que en otro tiempo tuvo un nombre glorioso: Nachi Cocom. No importa si es en la T´Ho del maya colonial o en la Jo´ del maya contemporáneo que se habla en las zonas conurbadas de la capital yucateca, lo importante es que aquí seguimos, aquí estamos, Wey yano’one.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios