17 de Octubre de 2018

Opinión

Entre canastas e intereses colectivos

Casi ningún objetivo se consigue actuando solo; es necesario el equipo, por eso el basquetbol es un reflejo sino la vida, filosofía de vida, pues...

Compartir en Facebook Entre canastas e intereses colectivosCompartir en Twiiter Entre canastas e intereses colectivos

El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos.-  Michael Jordan

Hoy no abordaré ningún tema de los que suelo analizar en este Bufete Jurídico. Me iré por algo más trivial, mi deporte favorito: el basquetbol.

Invitado por un entusiasta deportista, me enrolé de nuevo con un equipo de veteranos deportistas intentando hacerle honor al basquetbol.

El deporte siempre ha sido para nosotros un auténtico “camposueño” de ilusiones de vida intensa, algunas cumplidas y otras por cumplir. La mayoría de los que jugamos en este equipo pintamos canas. En otros, el paso inescrutable del tiempo los ha hecho perder la entonces exuberante cabellera.

Para varias personas resulta “un tanto cuanto” incómodo hablar de los años de la madurez. Empero, cuando uno es producto de la auténtica cultura del esfuerzo, resulta un contrasentido: reconfortante. No es halago en voz propia que amenace ser vituperio. 

Los deportes de conjunto tienen su aspecto de sacrificio personal. Los intereses de la colectividad con la que uno juega están por encima del lucimiento personal. El basquetbol genera un importante esfuerzo conjunto, sólo los grandes genios de este deporte (M.Jordan, L.James, Kareem Abdul Jabbar), pueden prescindir, sólo un tanto, del esfuerzo significante de los demás compañeros.

Los ofensores o canasteros suelen ser los que destacan en el partido y en las estadísticas finales del encuentro, empero los conocedores saben que la defensiva es la parte fundamental de este deporte. Un buen jugador defensivo puede cotizarse incluso como lo hacen los mejores canasteros.

Hay varias semejanzas entre el basquetbol y otras actividades humanas, entre éstas el ajedrez. En “el juego ciencia” existe un interés superior que es proteger al reino y, en consecuencia al rey, todas las piezas juegan en ese sentido, ya que, si el jaque mate se presenta, todo acaba. Se pueden sacrificar piezas, para lograr el objetivo final que es derrotar al otro reino.

En el baloncesto, como en todos los deportes de conjunto, el objetivo fundamental es el triunfo, por encima del lucimiento personal; este deporte se gana con el esfuerzo conjunto, con el sacrificio de todos, con el sudor del equipo. Casi todas las cosas de la vida así lo revelan. El lucimiento personal no es suficiente para lograrlo. Se debe tener como prioridad el interés superior del conjunto por encima del jugador que persigue su lucimiento personal.

Como el basquetbol, casi todas las cosas de la vida son de esfuerzos conjuntos. Del interés superior de la colectividad por encima de los personales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios