Los servicios ambientales

La transformación y degradación de los ecosistemas naturales ha llevado al deterioro de la calidad de lo que la naturaleza la da al ser humano.
|

Sin duda alguna, la naturaleza juega un papel importante en el desarrollo del ser humano, lo que ha llevado a que el hombre reconozca las bondades que ella nos brinda y aprenda a convivir con ella. Las bondades de la naturaleza son conocidas como bienes y servicios ambientales, esto por lo que brinda al ser humano.

Los servicios ambientales se refieren básicamente a un amplio espectro de condiciones y procesos por los cuales los ecosistemas naturales y las especies que los integran ayudan a sostener y satisfacer las necesidades de la sociedad humana.

Entre los bienes que obtenemos directamente de la biodiversidad están los alimentos que consumimos (carnes, frutas, verduras y condimentos), la madera que empleamos para muebles, leña y papel, las fibras para telas, los principios activos de muchos medicamentos, las resinas empleadas en solventes, pinturas y barnices, así como las ceras, tintes y esencias que se emplean en distintas industrias, entre muchos otros.

Sin embargo, sólo hasta hace unos cuantos años se ha empezado a hacer conciencia de que este tipo de bienes son tan sólo una fracción del universo de beneficios que obtenemos de la naturaleza.

Desafortunadamente, la transformación y degradación de los ecosistemas naturales también ha llevado al deterioro de la calidad de sus servicios ambientales.

Podría decirse que las amenazas a los servicios ambientales provienen, en última instancia, de dos importantes factores: por un lado, del desmedido crecimiento de las necesidades de la sociedad humana (dados por el creciente tamaño poblacional y el consumo per cápita, así como por los impactos ambientales que producen las tecnologías que generan y abastecen los productos) y, por otro, por la falta de congruencia entre las políticas de incentivos económicos que benefician a unos cuantos a corto plazo y perjudican la visión del bienestar social de las generaciones futuras a largo plazo.

En México se han desarrollado distintos programas que buscan preservar los servicios ambientales que ofrecen los ecosistemas y sus especies. Destacan el Programa de Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos (PSAH, detallado en el capítulo de agua) y el Programa para Desarrollar el Mercado de Servicios Ambientales por Captura de Carbono y los Derivados de la Biodiversidad y para Fomentar el Establecimiento y Mejoramiento de Sistemas Agroforestales.

En Yucatán, el apoyo de instancias como la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ha contribuido a preservar gran parte de nuestros ecosistemas por medio de programas de apoyo a la conservación y reforestación de suelos en distintos puntos del estado.