23 de Febrero de 2018

Opinión

Lo importante no es competir... sino aprender

Cada combate, cada carrera, cada momento forma parte de las lecciones que tienes que procesar para sacar lo más importante de ellas.

Compartir en Facebook Lo importante no es competir... sino aprenderCompartir en Twiiter Lo importante no es competir... sino aprender

Los Juegos Olímpicos son siempre un evento que nos deja muchas emociones a flor de piel. Además de ver la competitividad entre varios países y su cultura diversa, vemos escenas de tensión, alegría, tristeza, enfoque y concentración. Y el resultado en cada competencia depende de varios factores, no sólo de la condición física del competidor.

La preparación psicológica, la alimentación, el espíritu y el coraje forman parte también del logro de un resultado. Sin embargo, independientemente de los factores que te ayuden o perjudiquen en la competición, me permito hacerte una analogía de estos juegos que cada cuatro años hacen que admiremos o reconozcamos la valentía y el sacrificio de los deportistas participantes. Te menciono cinco lecciones que he aprendido de los juegos olímpicos:

  1. Nunca darte por vencido.- La actitud derrotista es sólo para perdedores, por lo que, sin importar contra quién compitas, nunca debes bajar la guardia y siempre debes estar dando todo lo que tengas y puedas. A veces tu espíritu da más que tu físico.
  2. No es lo mismo perder que no ganar.- Si perdiste significa que no diste lo mejor de ti, si te ganaron, entonces hubo alguien mejor que tú. Y la sensación de no ganar es muy diferente a la de perder. Tu tranquilidad al dar el 100 % no tiene precio.
  3. Cualquier cosa puede suceder.- Las adversidades y los errores pudieran estar de tu lado, pero tampoco olvides que pueden estar del lado de tu contrincante. Esta es otra razón por la que no debes rendirte. El adversario puede cometer errores que tú puedes aprovechar para ganar.
  4. Prepárate siempre.- La preparación en todos los sentidos juega un papel importante en tu desempeño. El entrenamiento y la disciplina son parte de tu vida desde que tomas la decisión de competir a cualquier nivel. No hay pretextos, sólo preparación.
  5. Todo lo que suceda es una experiencia.- Sin importar el resultado, toma lo sucedido como una experiencia que te hará ser mejor. Cada combate, cada carrera, cada momento forma parte de las lecciones que tienes que procesar para sacar lo más importante de ellas.

Mira hacia atrás sólo para recordar los buenos momentos, no para lamentar nada. Mira hacia adelante porque cada lección aprendida es una lección que te fortalecerá.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios