13 de Diciembre de 2018

Opinión

El que enfrenta... gana

Nadie está a salvo de cometer errores, pero cuando esto ocurre tenemos la oportunidad de enmendarlos. Aquí te doy 5 tips para hacerlo.

Compartir en Facebook El que enfrenta... ganaCompartir en Twiiter El que enfrenta... gana

Ninguna persona está exenta de cometer errores; el que piense lo contrario tiene serios problemas para enfrentar la realidad de las cosas. 

Ya sea en nuestras tareas diarias o en nuestras acciones personales estamos propensos a cometer algún error involuntariamente, por lo que tenemos que estar preparados para resolver de manera inmediata el daño que hayamos causado con nuestro comportamiento o resultado.

Y, como en todo, la actitud juega un papel importante para ayudarte a solucionar de la manera más apropiada y veloz el error que hayas cometido. Lo que no puedes permitir es que el error cometido acabe con tu imagen o con tus ganas de seguir emprendiendo o aprendiendo en el camino.

Por esta razón te propongo 5 acciones a tomar para resolver tus errores de la mejor manera sin dañar tu imagen:

1.- No pongas excusas.- Una persona honesta siempre será mejor vista que una que sólo busca culpables por los errores. La honestidad y la humildad son parte de una persona íntegra que sólo reconoce que es humano y puede fallar.

2.- Propón una solución.- Una vez admitido el error, procede a ofrecer una solución al mismo. Recuerda que una solución de ganar-ganar es lo más recomendable. Pero nunca olvides que el cliente es tu razón de ser más importante.

3.- Analiza la situación.- Siempre será importante que analices qué fue lo que sucedió, esto te permitirá encontrar el punto erróneo en lo sucedido y planear mejor para la próxima. Este método de aprendizaje no tiene precio.

4.- No busques culpables.- En el cometido de un error involuntario no hay culpables. Ni tus compañeros, ni tú son culpables de lo sucedido, aunque sí son responsables. Cambia tu página y no te encasilles en la culpabilidad de nadie.

5.- Fortalece la confianza.- No permitas que el error destruya la confianza de tu gente, ya sea hacia ti o hacia la empresa. Ningún error cometido debe ser tan fuerte como para destruir ningún tipo de relación.

La relación con tu personal y con tus clientes es primordial y de suma importancia para tu existencia, por lo que no permitas que sea dañada por algo que tiene solución. Solo acéptalo y sigue los pasos anteriores con toda la determinación. Algunas veces, incluso, lograrás fortalecer aun más el vínculo. Porque el que enfrenta… gana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios