23 de Febrero de 2018

Opinión

Lectores gozosos

Alguien que disfruta un libro, sin siquiera proponérselo, transmite el deseo de aventurarse por las mismas páginas...

Compartir en Facebook Lectores gozososCompartir en Twiiter Lectores gozosos

A Gaby

Tengo una tía que hacía hablar a los personajes de los cuentos que nos leía cuando mis hermanas y yo éramos niñas. Nos metía tanto en el relato, que el sueño se nos iba y en vez de hacernos dormir, como le encargaba mi madre, nos dejaba con la imaginación bien despierta dando vueltas en la cama.

Las historias que más me gustaban eran las que ella inventaba: de su memoria sacaba retazos de algún recuerdo propio o ajeno y lo embellecía con lo que tenía a la mano: una conversación escuchada de paso en el mercado, alguna aventura de un compañero de clase, o bien, su propia versión de cualquier texto que leía.

Con tantas anécdotas acumuladas a mí me parecía una anciana que había vivido siglos, lo cierto es que apenas pasaba los veinte años de edad y jamás había salido del lugar donde nació; sin embargo, el oficio de contar lo copió de los libros que releía una y otra vez y lo practicó con nosotras a cada oportunidad que tenía.

Fueran libros o sus propias creaciones siempre comenzaba las historias que nos contaba con las mismas palabras: “Érase una vez”, al escucharlas, nos poníamos en guardia, debíamos estar muy atentas para desentrañar las reglas que regían ese mundo tan diferente al nuestro, se establecía un pacto para creer en lo imposible.

El paso de su voz a las letras escritas fue sencillo, de alguna manera nos enseñó el placer de leer, la esperanza de creer.

Desde entonces la lectura ha sido columna de apoyo, de gozo, de descanso, de consuelo, de aprendizaje.

Es común que un lector gozoso despierte en otros, sin siquiera proponérselo, el deseo de aventurarse por las mismas páginas.

A partir del próximo sábado, Julia Yerves, literata gozosa de explorar y compartir contigo nuevas lecturas, te acompañará en este viaje que Mariloli Almazán y Martiniano Alcocer me han permitido emprender contigo. Gracias a ellos, a ti lector, a la Vida, por tan grande regalo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios