20 de Septiembre de 2018

Opinión

Tres para pensar

La huelga en la Uady, la cancelación del tren Transpeninsular y la polémica con la presidenta del Iepac son los casos que se analizan a continuación.

Compartir en Facebook Tres para pensarCompartir en Twiiter Tres para pensar

Tres temas acaparan mi atención –y creo que la de muchos- en estos días y vale la pena pararse un rato a reflexionar sobre ellos:

La huelga en la Uady. El paro laboral entra en su tercera semana y apenas se vislumbran leves visos de querer darle alguna respuesta a las demandas de los trabajadores administrativos. No se quién asesora al rector Williams, pero creo que lo está haciendo muy mal. 

Primero no parece interesado en atender a los reporteros y cuando lo hace comete el grave error de decirles que va a darles a conocer primero a ellos la propuesta que haría a los huelguistas. 

Obvio que los periodistas felices porque somos devoradores de primicias, pero el anuncio cayó como patada de mula en salva sea la parte a los trabajadores. Va una asesoría gratuita para el MVZ: no lo vuelva a hacer si de verdad quiere resolver problemas. Busque asesores más competentes también, sobre todo en el trato a “los medios”. Algo de relaciones públicas tampoco le vendría mal.

El tren. A quienes somos aficionados a los viajes en tren nos pareció una gran noticia la de que habría un ferrocarril transpeninsular, hecha por doña Ivonne. 

Poco a poco nos fuimos decepcionando ante la confusión y la falta de definición que siguieron al anuncio. Ahora, don Luis Videgaray terminó de enterrar nuestras ilusiones. Ya no habrá tren, el sueño se diluyó en agua de borrajas. Eso pasa por tener una economía petrolizada y dependiente del exterior. Y viene más austeridad, pero como siempre quienes la pagarán serán los bueyes del compadre (o sea nosotros).

La política. Doña María de Lourdes Rosas Moya, la presidenta del Iepac, parece que está sumergida en un serio problema. Se le salieron del huacal sus subalternos y la impresión es de que no le va a ir muy bien ante los tribunales. A lo mejor hubiera sido bueno un poco de mano izquierda y tejer más fino. Ahora el daño está hecho y, a final de cuentas, las elecciones serán las paganas porque ya nadie les va a creer a los árbitros y eso es muy grave.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios